Borrón y canciones nuevas

Escuchando: Mil pedazos (Los Arrancacorazones)

Ayer por fin terminó la semana, ganas tenía ya. La cerré de la mejor manera posible, con un concierto entre amigos, versiones y risas. A veces el optimismo se queda por el camino, pero con ratos como el de ayer nos termina alcanzando de nuevo.

Esta semana promete ser movida. De momento, en unas horas, comienzo mis clases como profesor universitario. A ver qué tal sale la cosa…

Seguiremos informando.

Carta abierta al diario Público

Hace unos días leía en su diario, en una página dedicada al concurso Fotolibre, la siguiente frase: “¿Siempre soñaste con sacar una foto, publicarla en un diario, y además ganar dinero con ella? Con Fotolibre, puedes”. No aspiraba a cumplir ese sueño en Público, ya que las bases del concurso no me convencían, en especial su cuarto apartado, relativo a los derechos de las imágenes enviadas (me lo volveré a pensar, ahora que ese punto ha sido redefinido). Sin embargo, ayer, hojeando el periódico, descubrí que Público sí había publicado una fotografía mía. Eso sí, fuera de concurso, sin pedirme permiso y sin ningún tipo de reconocimiento.


[OE]
En concreto, hablo de la imagen del gran Sergio Makaroff que aparece en la agenda cultural (página 42) de ayer día 12 de febrero. Al verla, no dudé de que se trataba de mi fotografía, pero lo comprobé antes de nada, para asegurarme. Efectivamente, es una imagen que publiqué en mi weblog, y que aparece entre los primeros resultados al buscar fotos de Makaroff con Google. Ya intuyo, por tanto, cómo la fotografía ha llegado desde mi cámara a los quioscos.

Curiosamente, esa fotografía la he publicado con licencia Creative Commons (como aparece en el pie de página de mi blog, de donde ha salido). Esto es, cualquiera puede descargarla y utilizarla. Eso sí, con tres restricciones: citar al autor, no usarla con fines comerciales, y no realizar modificaciones sobre la misma.

Público ha incumplido estos tres puntos; incluso el último, ya que la imagen ha sufrido un recorte. No sé si será una estrategia habitual en el diario publicar imágenes sin preocuparse por su origen, pero en este caso así ha sido. Una lástima: si me hubiesen preguntado, seguramente les habría regalado amablemente la foto. Sí, hace ilusión ver una fotografía publicada. Pero si tanto cuidan los derechos de autor en lo relativo a su concurso de fotografía, extiendan el celo al resto de páginas de su periódico.

Atentamente,

Roberto Ortiz

[Carta enviada hoy a las secciones de Opinión y Cultura del diario Público]

Hoy no tenía que ser así

Escuchando: Sad eyes (Josh Rouse)

Hace tiempo esta página tenía un tono más personal. Estas líneas lo recuperan, escribo esto no para contar, no para explicar, sino como desahogo. Hoy ha sido un día de mierda, uno de esos que me gustaría olvidar; pero sé que no podré. A veces todo se tuerce, y se llenan las horas de desencantos, de decepciones, de disgustos. Las personas y sus actos son, demasiadas veces, incomprensibles.

Por culpa de lo anterior, además, hoy no he podido celebrar como se merece el cumpleaños de alguien muy especial, que se merece mucho más que un día teñido de tristezas. Afortunadamente, cualquier día con ella es una pequeña fiesta. Tengo esa suerte.

En las zanjas de Madrid buscan un tesoro
que esconde un dragón dormido bajo tus pies.
¡Qué torpes e ingenuos son!
Yo tengo el tesoro:
duermo con él.

Felicidades, gracias, te quiero…

Trenes en movimiento

Escuchando: Ghost train (Erlend Oye)

El vídeo no es lo mío. Prefiero centrarme en la fotografía, que ya tengo bastante con ella y con todo lo que me queda por aprender y por experimentar. Pero lo cortés no quita lo valiente, y tenía ganas de probar iMovie’09, la nueva versión del programa de edición de video “casero” marca Apple…

iMovie tuvo una versión muy digna en 2006, pero en 2008 cambió, vino con una interfaz en teoría mucho más amigable, pero con un montón de prestaciones perdidas por el camino. Tanto fue así, que Apple decidió mantener la versión vieja como descarga gratuita, conviviendo así las dos versiones hasta ahora.

La nueva encarnación del programa intenta coger lo mejor de los dos mundos, tiene una interfaz muy sencilla y recupera efectos y transiciones de 2006. Además, viene con estabilización de imagen y algún truco más. Así que tenía ganas de hacer alguna prueba.

Ayer tuve que hacer un pequeño trayecto en tren (alguno más haré próximamente, añado la ocupación de profesor a mis tareas habituales), y llevaba conmigo -para variar- una cámara, mi pequeña compacta… que también graba vídeos. Así que me dediqué a grabar algunas pequeñas películas y a tomar alguna fotografía de temática ferroviaria. El viajecito tampoco daba mucho más de sí, y la cámara tiene sus limitaciones (aunque con una parecida, hay que ver la que es capaz de liar Wyoming…) por lo que el resultado es más una demostración de que lo que se puede hacer con iMovie’09 que otra cosa.

Montar el vídeo me ha llevado muy poquito tiempo: arrastrar fotos y películas, y ajustar un poco las transiciones. Nada más. El programa es realmente sencillo (sólo he visto alguno de los tutoriales en video que ha publicado Apple, para situarme), y los resultados me han parecido bastante dignos. Ahí queda el video como prueba.

Otro día comento la nueva versión de iPhoto, el programa dedicado a la organización de fotografías de Apple, que también acaba de ser renovado. Seguiremos informando.