A por la tercera

Arcade Fire

Toca irse a dormir, sabiendo que mañana acabaré el día disfrutando de un concierto de Arcade Fire. Será la tercera vez que los vea sobre un escenario. La primera, cuando apenas eran conocidos, fueron un grandísimo descubrimiento, inolvidable. La segunda, con el placer de poder estar con la cámara a unos pocos metros de semejante descarga de energía. Y la tercera será en el Bilbao BBK Live de este año, el que posiblemente será el último gran festival al que pueda asistir en una temporada. Cargaré pilas con su música, con la de Pixies y la de unos cuantos nombres más de relumbrón. La cámara, eso sí, será la pequeña, para llevarse algún recuerdo y las fotos con los amigos. Se baila mejor sin estar pendiente de dos kilos de equipo fotográfico a la espalda.

Seguiremos informando.

 

El gran Javier Bergia

Escuchando: Melancolía (Javier Bergia)

Javier Bergia

El pasado viernes estuve en concierto de Javier Bergia. Una vez más. Como tantos, descubrí las canciones de este cantautor madrileño gracias a Ismael Serrano: es el batería y percusionista de su banda. Pero Javier es mucho más que eso: es un artista con una larga discografía repleta de temas que merece la pena rescatar… especialmente en directo. Sus conciertos son siempre recomendables, da igual que siempre repita las mismas anécdotas, los mismos chistes… uno no se cansa de escuchar cómo construyó su especiero, o cómo estuvo horas intentando escapar de una interminable versión de Let It Be en un granero. Por ejemplo.

Este último concierto fue en la taberna Malevo, en Riocorvo, aunque por tierras cántabras es más fácil encontrarlo en su rincón favorito de Santander, el bar Rubicón. Allí es fácil que entre chascarrillos, canciones y amigos olvidemos mirar el reloj durante varias horas. Y saldremos canturreando estribillos como el de Alhambra o Melancolía. O quizás algún tema de otro cantautor que nos haya descubierto, como A cántaros de Pablo Guerrero.

Y ya está. Como suele añadir él, tras una parrafada entre canción y canción en la que pierde y recupera hilos varias veces: ya lo he dicho todo.

Seguiremos informando.

Una noche con Michael Nyman

Escuchando: Debbie (Michael Nyman)

Michael Nyman en Santander

En Santander tenemos algunos rincones incomparables. Uno de ellos es el Palacio de la Magdalena. Allí, en una noche espectacular con cielo estrellado y temperatura ideal, comenzó ayer la programación de conciertos gratuitos organizados por la UIMP. Y de qué manera. El protagonista fue Michael Nyman, un auténtico protagonista de lujo que convirtió la noche en algo mágico.

Cuando pude echar un vistazo al programa, supe de inmediato que iba a salir contento: comenzaría con la banda sonora de la película Wonderland, melodías que me tienen obsesionado desde hace años y que jamás me canso de escuchar. El concierto tuvo muchos momentos destacables, pero a mí me ganó desde el principio.

Nyman es un magnífico compositor, y aunque como intérprete se quede por debajo de lo deseable, las notas disonantes no empañaron para nada una noche íntima y emocionante. Lo dicho: un auténtico lujo, ya lo siento por los que se lo perdieron.

Seguiremos informando…

Regresan Xiu Xiu [actualización: decepcionando]

Escuchando: Bunny Gamer (Xiu Xiu)

Xiu Xiu

Fue en el último festival Tanned Tin que se celebró en Santander, en el año 2004, despidiéndose en lo más alto. Siempre recordaré el concierto de las hermanas CocoRosie, y del tema que interpretaron con un invitado muy especial: Antony (sí, el de Antony & The Johnsons, en nuestra ciudad). Pero hubo muchos más momentos inolvidables aquellos días, y otro de ellos lo protagonizó un grupo que ofreció un concierto absolutamente marciano. Literalmente. Salimos del teatro discutiendo de qué planeta habrían salido.

Aquel grupo se llamaba Xiu Xiu, son los de la fotografía que encabeza estas líneas, y esta noche regresan a Santander, a la sala BlackBird. No es un grupo para todos los gustos, pero sí muy recomendable para los que quieran disfrutar de algo radicalmente diferente. Avisados quedan.

Seguiremos informando.

Actualizado: Ha sido un concierto totalmente decepcionante. La banda se ha debido de tomar mal la escasa asistencia de público (una veintena de personas). Han tocado durante 40 minutos escasos, a base de ruidismo e improvisación de relleno. Después han desenchufado y se han ido sin decir ni mu. Un bajón, buena forma de echar a perder el recuerdo que tenía de ellos. Parece que lo de ser profesionales sobre el escenario, y estar a las duras y a las maduras no va con ellos. Una pena.

Micah engaña al mundo

Escuchando: Patience (Micah P. Hinson)

Micah P. Hinson

El viernes estuvo Micah P. Hinson en concierto en Santander. Se trataba de una cita aplazada: debería haber tocado en julio, pero sufrió un aparatoso accidente de tráfico con su banda (los Tachenko) y tuvo que aplazar la gira.

Se presentó sobre el escenario con secuelas aún: el brazo en cabestrillo le impedía tocar la guitarra, pero no dejarse la piel en el escenario. Así fue como comenzó…

Micah P. Hinson

… y así fue como terminó, después de interpretar todo el disco Trompe le monde de Pixies y cerrar con temas suyos de regalo, todo ello a una temperatura literalmente infernal en la sala. Después de los bises, bañado en sudor y con el resto del grupo ya descansando, explicó que por culpa del accidente se sentía frustrado al no poder tocar la guitarra; pidió un poco de silencio para poner el broche final, sólo con su voz. Desgarrador.

Micah P. Hinson

Llegó y se entregó, del todo. Tanto, que parecía imposible que al día siguiente pudiese dar otros dos conciertos. Así es Micah. Parece un personaje inofensivo y paleto sacado de la América más profunda, pero engaña. Es un genio que se pasa con bastante frecuencia por nuestra ciudad. La próxima, no se lo pierdan. Dudo que defraude.

Seguiremos informando.

Todos los raros fuimos al acústico

Escuchando: Allí donde solíamos gritar (Love of Lesbian)

Love of Lesbian en Santana 27, Bilbao

Este fin de semana ha sido muy musical, y uno de los conciertos en los que he estado ha sido un acústico de los catalanes Love of Lesbian, uno de mis grupos preferidos. Con su último disco, 1999, dieron un gran salto en cuanto a popularidad y capacidad de atracción de público. La primera vez que los vi en directo fue en Santander, con muy poquita gente. Las últimas habían sido en festivales donde iban de cabeza de cartel, con público multitudinario. Poco a poco fueron creando un espectáculo muy divertido, pero repetitivo y masificado. Si le sumamos un sonido en general por debajo de lo esperado (especialmente grave en su última visita a Santander, donde costaba reconocer las canciones), el resultado es un cierto recuerdo agridulce de sus últimos conciertos.

Love of Lesbian en Santana 27, Bilbao

Ahora están terminando la larguísima gira de 1999 con una serie de acústicos en salas pequeñas. El sábado tocaron en Santana 27, de Bilbao (muy poligonero todo, por cierto). Sólo dos componentes del grupo estaban representándolo: su cantante Santi Balmes y el guitarrista Jordi. Y la verdad: me hicieron recuperar la ilusión en la banda. Dos guitarras (prestadas) y la voz de Santi sobraron para dar vida a un repertorio que dejó un poco de lado el último disco para centrarse en el anterior (Cuentos chinos para niños del Japón), con bastantes pinceladas de Maniobras de escapismo, también. En casi dos horas de concierto pocos temas se echaron en falta.

Love of Lesbian en Santana 27, Bilbao

Tras un comienzo más serio (música de ascensores, noches reversibles, historia de una h que no quería ser muda, un día en el parque, la niña imantada, 1999, me llaman octubre…), como es habitual en ellos, volvieron con unos bises gamberros por donde desfilaron los sospechosos habituales: los astronautas de Houston, tenemos un poema, Marlenne, Me amo dedicado a Cristiano Ronaldo, el villancico de su cuñado Fernando, el amante guisante, los niños del mañana, el ectoplasta personalizado con protagonistas políticos, Shiwa en castellano y catalán, y algunas plantas (la primera vez que se la oigo en directo, la solían usar de música de fondo para cerrar y saltar a mezclarse con el público). Añádanse dos versiones: una respetuosa Lucha de gigantes y The one I love (REM).

Love of Lesbian en Santana 27, Bilbao

Vamos, que fue un concierto sencillo pero espectacular: por repertorio, por las idas de pinza de Santi Balmes, y por la manera de interpretar sus canciones desnudándolas, pero sin perder nada de intensidad. Menos disfraces, más música.

Así no hay quien deje de ser fan de John Boy.

Así ha comenzado el TurboRock! 2011

Escuchando: The one before the last (Gigolo Aunts)

turbo rock  logo

Estoy intentando recuperar fuerzas después de la primera jornada del TurboRock!, el festival más guitarrero que en su segunda edición se está celebrando simultáneamente en Santander y Benidorm.

king salami

Lo de anoche fue impresionante, es un festival sin grupos de relleno. Con todo, me quedo con los directos de Gigolo Aunts (santa colección de himnos) y el descubrimiento de The Sadies, vaya lección que dieron sobre el escenario.

Dejo aquí un resumen rápido en imágenes de la jornada de ayer…

nu niles

the sadies

gigolo aunts

matthew sweet

nada surf

man or astroman

Hoy continúa la fiesta, y de qué manera. Buzzcocks, D Generation y fin de fiesta con Slim Cessna’s Auto Club. Va a ser mortal.

Seguiremos informando.

Conciertos en la calle (del Sol)

Escuchando: After you’re gone (Chebú)

La calle del Sol se ha llenado de música en vivo estos últimos días, en gran parte a causa de las Fiestas del Sol del pasado fin de semana. Allí pudimos disfrutar de conciertos a lo grande en el escenario principal (The Puzzles y Vespa Groove, fantásticos), pero también de propuestas más cercanas, como el directo de Arrancacorazones del domingo, con un guitarrista muerto y resucitado minutos antes en una exhibición de esgrima, y una voz que da nueva vida a canciones de siempre. Todo ello mezclado con niños, algunos perdidos y encontrados, pedales caseros fabricados en un taller de la esquina, y cerrado con un desfile muy orgulloso… como siempre, un placer más que recomendable.

Otra versión de conciertos de versiones se vivió este viernes en la misma calle, pero de manera más discreta: dentro de la programación de ANDN Club (en el pub Metropole) tuvimos el directo de Chebú, otra propuesta con voz espectacular, y con versiones e idiomas de lo más variados. En la recta final, hicieron un guiño a los fumadores y trasladaron la música a la calle durante tres temas. Aquí dejo un vídeo de recuerdo del momento.

Mucha y muy buena música en las calles de Santander. Que siga así…

Seguiremos informando.

Las Robertas y Reina Republicana

Escuchando: Ballroom (Las Robertas)

Las Robertas y Reina Republicana - Cartel

Posiblemente, uno de los carteles más bonitos que he visto en mucho tiempo. Lo que ven arriba es obra de Álvaro, del grupo Templeton, y sirve para promocionar un evento muy especial: el doble concierto de Las Robertas y Reina Republicana que tendrá lugar mañana sábado en la sala BlackBird de Santander.

Las Robertas (¡bonito nombre!) son una banda de Costa Rica, que recuerdan a Vivian Girls o a Sleater Kinney. Después de su paso por el Primavera Sound, será un lujo tenerlos en Santander.

Reina Republicana son de Pamplona, quedaron segundos en el concurso de maquetas del Contempopránea, y ya les ha fichado Limbo Starr para sacar próximamente un disco.

Programa doble a precio insuperable: totalmente gratis. Se trata de un concierto organizado por el colectivo Al Norte Del Norte, con mucho mimo y mucho trabajo. Ya sólo por eso, merece la pena ir.

Buena música, gratis, en la mejor sala de Santander para conciertos y con buen ambiente asegurado. El que no encuentre plan para mañana, es por que no quiere. Avisados quedan.

Seguiremos informando.

El concierto del año

Escuchando: Children Of The Lord (Slim Cessna’s Auto Club)

Slim Cessna's Auto Club

Este año el nivel de los conciertos en Santander está siendo tirando a alto, pero lo de anoche se sale de cualquier escala. El amigo que lo organizaba había visto a la banda, Slim Cessna’s Auto Club, en Estados Unidos y no dejaba de hablar de ellos. Los discos que yo había escuchado sonaban bien, pero tampoco parecía algo tan fuera de lo normal… hasta que ayer pisaron el escenario de la sala BlackBird, y nos pasaron por encima. Literalmente. Salvajismo desde el primer minuto, un sonido brutal a pesar de la moña que llevaban los dos cantantes, un ritmo infernal, una puesta en escena delirante. No hay palabras. Sigo en estado de shock. Y no consigo olvidar esa guitarra de doble mástil, forrada en terciopelo rojo, y con imágenes de Jesucristo y la Virgen que cambiaban dependiendo del ángulo (o se mezclaban: una virgen con tres ojos y perilla).

Slim Cessna's Auto Club

Es la primera vez que vienen a España (aunque lo hacen con siete discos a sus espaldas) y esta noche tocan en Bilbao, mañana en Vigo, el sábado en Madrid, el domingo en Granada, y el lunes en Barcelona. Recomendarlo es poco, así que avisados quedan, si me lee alguien a tiro de piedra de esta mini-gira. La verdad, tengo curiosidad: si todas las noches montan la fiesta que vi yo ayer, ¿cómo llegarán el lunes a Barcelona?

Seguiremos informando.