Escrito el 31-05-2004

Me ha pasado todo el día en Somo, día familiar total, dedicado más que nada a correr detrás de mi sobrino para evitar que hiciera fechorías de las suyas… Desgraciadamente, una pobre niña se ha llevado de recuerdo una réplica de la dentadura de Héctor en forma de mordisco…

Ha habido niños con los que ha estado más amable… de hecho, ha habido un momento en el que se han juntado, de forma amistosa, los dos niños más guapos del mundo: mi sobrino y Edu Jr….

Por lo demás, un día agradable para desconectar de toda esta semana… un día con sol, arena, mucha comida, risas, olvidos, muchas fotos tontas, y pocas ganas de volver a casa para ponerme a hacer lo que tengo que hacer inevitablemente para mañana: corregir unos cuantos capítulos de proyectos de fin de carrera, tarea a la que me dispongo a dedicar el resto de la noche, boli bic rojo en mano… (el bic cristal, el que escribe normal…)

Y mañana… mañana comienza una semana que quiero que pase ya, una semana llena, una vez mas, de cursos solapados, de reuniones, de visitas, de documentos, de preparaciones de viajes, de viajes que no me apetece hacer, de aviones a los que no me apetece subir, de ciudades con encanto en las que ahora mismo no me apetece perderme…

Una semana, además, en la que sé que me voy a comer el coco más de lo que debería con algunas cosas que no os voy a contar… (tampoco tenéis que saberlo todo, jejeje)

En cualquier caso, y como siempre… seguiremos informando…

Escrito el 30-05-2004

Hoy me he acercado a la filmoteca a la primera sesión de la tarde, a ver Cyrano de Bergerac. Una película que ya había visto, hacía muchos años, que recordaba que me había dejado muy buen sabor de boca, y que ha sido una delicia disfrutarla ahora en su versión original… si la adaptación al castellano, que yo recuerde, había sido muy buena (y no tuvo que ser fácil), escucharlo en francés, aunque no entienda mucho del idioma, le da una belleza añadida, hace de los brillantes diálogos algo musical, muy agradable al oído…

Con Cyrano, el menos el de esta versión (la de Depardieu) siempre he tenido algunas frases y una pareja de pensamientos en c omún. Amén del volumen nasal, claro.

Una lástima que me haya visto atrapado en la sala entre:

– Dos entrañables (supongo) abuelitos, con un fuerte olor que me recordaba horrores al médico de pueblo de mi infancia, y a los que ya conozco de otras veces: son auténticos expertos en crispar los nervios del personal mientras pelan caramelos (y siempre lo hacen), además de estar toda la película comentando cada frase…

– Un matrimonio, él con una risa ultra-sonora (no sé por qué tenía que contraatacar con una carcajada a las sutiles estocadas dialécticas de la película), y ella… ella, cada vez que una frase le hacía gracia, la repetía y se reía. Y que yo sepa, leo más y mejor que el español medio, así que no hace falta que me ayuden con los subtítulos.

Súmese alguna que otra falta de educación repetida, en forma de móvil sin apagar, y con el volumen a todo trapo, y el resultado es que, o soy un asocial, o es que prefiero ver las películas solito… o las dos cosas…

Bueno, no verlas solo… pero creo que estoy acostumbrado a ir al cine en compañía de gente callada (yo incluído)… o con gente que no está

En cualquier caso, un poco más de educación no le vendría mal a mucha gente…

Y al finalizar… os hiero…

PD: Sí, vale… soy un cascarrabias…

Escrito el 29-05-2004


Mierda. No, no, y no. No es justo.

Si alguien me pregunta por mi película favorita, hay muchas posibilidades de que conteste con el título de una joyita que nunca he sabido si es tan buena como me parece, o es que en el momento en que la vi por primera vez estaba con el estado de ánimo exacto para que la peli me dejase huella (lo mismo que me ha pasado con Lost In Translation, por ejemplo…)

La película de la que hablo es Wonderland, de Michael Winterbottom, con banda sonora (la más bonita del mundo mundial) de Michael Nyman.

Por eso me parece injusto, me parece una putada que ahora llegue otra Wonderland, una película en la que Val Kilmer interpreta a la estrella del porno John Holmes… o eso parece que es, que yo de esas cosas nunca he estado muy puesto (siempre me ha gustado más el innuendo…)

Así que ahora cuando me pregunten por mi película preferida, la gente va a pensar que mi ídolo es un actor porno. Que no discuto que tuviese un talento enorme, pero vamos… que yo me quedo con mi londinense, minimalista, emotiva, tierna, solitaria Wonderland

Escrito el 29-05-2004

Ayer empecé un libro muy curioso. Se llama 13,99 Euros (de Frédéric Beigneder) , y es la historia de un creativo publicitario, contando cómo es el mundo de la publicidad desde dentro… Ya en el segundo párrafo avisa de sus intenciones: “Escribo este libro para que me echen del trabajo. Si me fuese, me quedaría sin indemnización”

Un poco después, al autor hace la siguiente declaración de principios:

“Me llamo Octave y llevo ropa de APC. Soy publicista: eso es, contamino el universo. Soy el tío que os vende mierda. Que os hace soñar con esas cosas que nunca tendréis. Cielo eternamente azul, tías que nunca son feas, una felicidad perfecta, retocada con el PhotoShop. Imágenes relamidas, músicas pegadizas. Cuando, a fuerza de ahorrar, logréis comprar el coche de vuestros sueños, el que lancé en mi última campaña, yo ya habré conseguido que esté pasado de moda. Os llevo tres temporadas de ventaja, y siempre me las apaño para que os sintáis frustrados. El Glamour es el país al que nunca se consigue llegar. Os drogo con novedad, y la ventaja de lo nuevo es que nunca lo es durante mucho tiempo. Siempre hay una nueva novedad para lograr que la anterior envejezca, Hacer que se os caiga la baba, ése es mi sacerdocio. En mi profesión, nadie desea vuestra felicidad, porque la gente feliz no consume.”

Otra perla sacada del libro:

“ENDÓSALE todo tu trabajo a un becario: si gusta, te atribuyes el mérito; si falla, lo despedirán a él. Los becarios son los nuevos esclavos: no remunerados, manipulables y explotables a voluntad, candidatos a ser despedidos de la noche a la mañana, porteadores de cafés, fotocopiadoras con patas -tan desechables como una maquinilla de afeitar Bic.”

Este libro promete… yo por mi parte, sigo con alguna que otra recaída consumista… esta mañana he añadido otros auriculares a la colección… los Sennheiser que compré hace unos meses me han gustado tanto, que se han convertido en los oficiales para el trabajo en la uni… y me he comprado otros Sennheiser, un poco más aparatosos (pero cómo suenan, oiga) para casita….

Mi iPod está muy contento. Yo también…

Seguiremos informando….

Escrito el 29-05-2004

La Universidad, mi facultad y en concreto el departamento donde trabajo, siguen siendo una fábrica de buenos ingenieros. Ayer, sin ir más lejos, presentó el Proyecto de Fin de Carrera un compañero v-pinero… ¡enhorabuena por esa matrícula….!

Para la susodicha presentación se requirieron los servicios de mi cámara, y allí estuve, inmortalizando el momento… a ver si a lo largo de este fin de semana largo, voy poniendo en mi página todas las fotos que tengo atrasadas…

He de confesar que tengo un secreto con esto de la fotografía. La gente piensa que tengo un don innato, que saco la cámara, toco cuatro botones, y ale, ya está, una foto chulísima. Pues no. No sé si tengo habilidades innatas, pero la fotografía no es una de ellas… es sencillamente un hobby al que he dedicado mucho tiempo… El único truco que tengo es que, en estos últimos tres años que llevo con digitales, he tirado muchas fotos. Miles. En concreto, hoy me he dado cuenta de que las fotos que tengo guardadas, las que han salido “bien”, puestas en fila, hacen un total de…. más de 6000 fotos. Mi vida en imágenes. Scenes from a memory. Ese es mi truco. Pero anda que no me queda por aprender…

Ayer por la noche continué haciendo experimentos fotográficos, en el último de los conciertos de jazz de la Filmoteca. Primero, un documental, muy divertido, muy bueno musicalmente, y con una estética de la época: los setenta. La tecnología ha avanzado horrores, pero dudo que alguna vez se iguale la energía cruda que ponían los grupos sobre el escenario por aquellos años…. Eso sí, vaya pelos…

Depués de la ya habitual copa en la terracita de la Filmoteca (aunque ayer nos faltó uno de los alicientes, tsk…), concierto de Gorka Benítez Cuarteto… Brutal. Tocan exactamente el tipo de jazz que me gusta, así que me lo pasé pipa. Disfrutando de la música y sacando fotos desde todos los rincones de la sala…

Añado esas fotos a la lista de pendientes de publicación….

Seguiremos informando…

Escrito el 27-05-2004

Lo bueno de recibir un curso de doctorado por videoconferencia, es que podemos apagar nuestro micrófono, y convertir la clase en una tertulia entre amigos, con el murmullo de fondo del tostón del día… tertulia que puede pasar de temas técnicos, a series de televisión que no veo, o a un recuerdo de los chicles que comíamos de niños…

Y pensar en lo que me he gastado en matrícula para esto… espero que el curso que empiezo la semana que viene sea mejor… peor es difícil…

He terminado el libro que estaba leyendo. Me lo he ventilado en unos días, no podía dejar de leer en el bus, por las noches, al mediodia… en todos los pequeños ratos que tenía libres….

Así que ya puedo da mi opinión: La joven de la perla me ha gustado mucho. Hacía tiempo que un libro no me enganchaba tanto… No sé apenas nada de Vermeer ni de la vida en Holanda en la época, asi que no puedo juzgar si la novela es rigurosa con la Historia y con los hechos… pero da igual: alrededor de un cuadro, la autora se ha inventado el “cómo se hizo”, y el resultado es un libro delicioso que atrapa a las pocas páginas…

Es mi opinión, al menos… ahora habrá que ver qué tal ha sido adaptado al cine… la respuesta, dentro de unos meses en el videoclub….

Seguiremos informando….

Escrito el 27-05-2004

Esto es como si uno empieza a hacer dieta, y le plantan enfrente de su casa una heladería de Haagen Dazs


Esta mañana, haciendo el ya habitual recorrido por Hacienda, bancos, Seguridad Social, he descubierto que están montando en el Paseo Pereda una tienda que sé que me va a traer de cabeza… siempre que me encuentro con alguna de ellas cuado voy por ahí afuera, babeo todo el escaparate…


Y ahora lo voy a tener aquí mismo….