¡Moo!

Escuchando: Cutting the cards (Arena)

¡Ya llegaron! ¡Moo!

Sí, tengo tarjetas de visita nuevas. Y son… “distintas”. Literalmente: cien tarjetas, cien diseños distintos, cada una de ellas con una fotografía diferente. Todo ello en un tamaño muy pequeño, aproximadamente la mitad de una tarjeta normal, estándar y aburrida…

Conocí estas tarjetitas gracias a una promoción de Skype; me hice con una veintena de ellas bastante simpáticas, pero cuando me enteré de que también se podían encargar utilizando mis imágenes de flickr, no me lo pensé: me puse a elegir fotos.

Ha merecido la pena. Cien tarjetas, muy bien presentadas en una caja rígida (todo ello reciclable), y gastos de envío desde Londres, por menos de 20 euros.

¿Quién quiere una?

El espejo de Ojo Espejo

Escuchando: El ojo espejo (Maga)

Sierra de Grazalema (Cádiz)

No es que fuese un secreto especialmente bien guardado, pero hasta que no lo he tenido más o menos completito, no he querido darle publicidad. Pero yo creo que ya es el momento: Ojo Espejo, mi página de fotos, tiene una nueva versión: mi cuenta de flickr se ha convertido en un espejo de Ojo Espejo.

Ahora en ambas páginas se comparte la base de datos de fotografías, y he actualizado los contenidos… hacía ya casi un año que no publicaba nada nuevo, y había material pendiente: mi viaje por Cádiz, mis fotos del Santander Summer Festival y del Summercase, mi viaje por Irlanda… y así hasta completar la colección de 799 imágenes que tengo ahora mismo disponibles.

Desde Ojo Espejo se pueden ver como siempre, y desde flickr además se pueden realizar búsquedas y (para los que tengan cuenta, algo gratuito y recomendable) comentar, añadir notas…

Poco a poco iré añadiendo las fotos que me faltan hasta ponerme al día.

Seguiremos fotografiando.

La broma o la mano del destino

Escuchando: Nunca el tiempo es perdido (Manolo García)

No tuve tiempo ni de despedirme, pero ya he vuelto. Esta vez tocaba fin de semana rural, buena compañía y aperos fotográficos para intentar presentarme a un concurso.

Y ha estado muy, muy bien… aunque no tanto como me hubiese gustado. No ha acompañado ni la luz ni el tiempo, no hemos podido ver las estrellas, y he estado torpe hasta enfocando. Incluso. Todo en esta vida necesita su tiempo. Y práctica.

Afortunadamente, los pequeños detalles no suelen serlo tanto, y hacen olvidar todo lo demás.

Seguiremos informando.

¡Avance de la vigésima tercera edición!

Escuchando: Virtuality (Rush)

Lo dice el diccionario de la RAE:

internet.
1. amb. Inform. Red informática mundial, descentralizada, formada por la conexión directa entre computadoras u ordenadores mediante un protocolo especial de comunicación.
ORTOGR. Escr. t. con may. inicial.

Así que ya podemos hablar de internet e Internet con toda propiedad. Qué menos, no es una palabra tan fea, no tanto al menos como otros engendros admitidos por la academia en ediciones anteriores (cederrón, por ejemplo).

De todas formas, yo este diccionario nuestro lo consulto siempre con gesto de escepticismo (y una ceja visiblemente levantada) desde el día en que descubrí que habían admitido almóndiga. Sic. Miedo me da que en su siguiente edición (que será la 24, porque los ordinales están tan, tan pasados de moda), nos encontremos algo similar a lo de la foto (real, de este fin de semana, por cierto)

Seguiremos limpiando, fijando, y dando esplendor.

PD: Tuesday, Wednesday stay in bed

Gastronomía razonable

Escuchando: Amor de estómago (Pecker)

No estábamos todos los que somos, pero éramos todos los que fuimos. Fiesta del Orujo en Potes. Este año, más tranquila y con menos gente. Ha sido muy divertido, aunque al final el orujo ha quedado como mero acompañamiento de los homenajes gastronómicos que nos hemos pegado, en parajes idílicos de Cantabria y Asturias.

Tiene que ser muy aburrido no saber disfrutar de la vida.

Seguiremos informando, en esta semana que se presenta agotadora. I don’t care if Monday’s blue