Escrito el 31-07-2004

Un día sin escribir aquí y se me acumulan mil pequeñas historias que contar… Así que me dispongo a dejarlas salir, y lo harán de forma desordenada y caótica, seguramente. Avisados quedan ustedes…

Llevo desde el jueves por la tarde asimilando una noticia, triste, inesperada… algo que una vez que ha pasado, puedo llegar a entender un poco, pero que me dejó el cuerpo muy mal cuando me enteré. En fin, si así será mejor, que así sea.

Si hablamos de cosas más mundanas, el jueves también recuperé la confianza en las cámaras digitales de Sony. Qué barbaridad. Qué cosas más bonita, pequeña, completa, qué pedazo de pantalla. Claro, que también vi ese monstruo que es la Nikon D70 y que espero tener algún día en las manos (plural, con una no la abarco). Se admiten donativos para la causa.

Ayer viernes el día comenzó con la presentación de otro V-Pinero. Pablo, apurando el plazo hasta el límite, se volvió a casa con su flamante Sobresaliente 10, nota estándar de la temporada proyectil Julio 2004. Enhorabuena a los premiaos.

Y por la tarde, playa. Esto del deporte es muy malo. Y adictivo, que es lo peor. Esta semana hemos jugado cuatro tardes al voley, o sea más que en muchos veranos. Lo hemos cogido con ganas, y no es para menos, porque la verdad es que nos lo pasamos genial, nos echamos unas risas, y de vez en cuando hasta nos (o mejor dicho, me) sale alguna jugada que no se puede clasificar en las dos categorías habituales (léase: “lamentable” o “de chiripa”)

Después del partido, quedamos para tomar unas pinchos y unas cañas. Creo que esta vez todos teníamos asumido eso de que “me voy a casa prontito” es un mito, y salimos con una mezcla de ganas de quemarla y de reservarnos para hoy (que tenemos una pseudo-despedida soltero de Carlos…)

La noche prometía: luna llena, una temperatura genial, mucha gente… y conciertos en varias plazas de la ciudad, desde orquestas rusas hasta jazz en templetes bajo luz lunar y de farolas. Precisamente para tirar algunas fotos de los conciertos, salí armado con la cámara….

Una pena que no pude acercarme a una de las propuestas más originales que he visto en esta ciudad en mucho tiempo: una representación nocturna de El sueño de una noche de verano, en el bosque del parque de Mataleñas. Con la noche que hizo, y esa luna presidiendo, tuvo que ser algo muy especial…

En cualquier caso, entre nuestras ganas de fiesta, los líquidos espiritosos y mi cámara, me volví a casa con una colección de fotos absolutamente inclasificables, en especial gracias al afán de protagonismo de alguno (y no miro a nadie, Carlines…) Aparecerán en mi página, pero con contraseña. Mejor con contraseña, sí.

Por cierto, que ayer en uno de los sitios en los que estuvimos picando algo, escuché una canción que me llamó mucho la atención. Y lo hizo porque pertenece a un disco que hacía muuuchos años que no escuchaba, el otro día me dió el capricho y me lo bajé del emule (no he hecho nada malo, mi hermana lo tiene original en casette, así que es una copia privada y legal…) Christina y los Subterráneos. Puede que sea un poco empalagoso y demasiado popero, pero hay canciones ahí que me gustan mucho. Como esa que empieza diciendo “400 golpes contra la pared, han sido bastantes para aprender…” La misma que escuché ayer por la noche, y que me hizo pensar que la vida está llena de pequeñas casualidades. Lo que la hace más divertida, todo sea dicho…

Y esta mañana me he despertado con los gritos de mi sobrino (¡despiértate, despiértate, despiértate, despiértate!), fase previa a que apareciese en mi habitación con un fonendo y un aparato de medir la tensión, para concluír que estaba muy malito y que no me tenía que levantar de la cama. Le hice caso durante un buen rato…

Y nada más… disfruten ustedes del fin de semana. Yo espero seguir haciéndolo.

Escrito el 29-07-2004


Experimento empírico: tres actividades no recomendables para días de incipiente resaca, a saber:



  • Beber cerveza

  • Jugar un partido de voley

  • Estar en la playa mientras llueve.

Ayer acabé haciendo las tres cosas, y en el peor orden, claro: con un inicio de resaca fruto de la noche anterior (ese “quedamos para tomar unos pinchos” acabó casi a las cinco de la mañana…) fuimos a jugar un partido de voley a la playa…


Pero el día se puso tan oscuro a los cinco minutos de llegar, que cuando cayeron las primeras gotas salimos como alma que lleva el diablo hacia la taberna del Cormorán, donde acabé sentado enfrente de una pinta de Guinness


Un buen rato después. y con la mitad del personal ya de vuelta en casa, los que aún estábamos apurando las cervezas hicimos el típico chiste: ¿por qué no volvemos a la playa y jugamos, que parece que ha parao?


Y efectivamente, es lo que acabamos haciendo. Y claro, volvió a llover, pero bueno. Ya daba igual. Tampoco fue muy grave…


Eso sí, con tanto ajetreo, y con el agravante de alargar los partidos hasta los cinco sets, mi rendimiento y mis reflejos dejaban bastante que desear (más de lo habitual, quiero decir…)


En fin. Una tarde rara. Pero estuvo bien…


Seguiremos informando…


PD: Onomástica. Siempre me ha parecido una palabra de lo más curiosa. Felicidades hoy a las Martas que lean esto… que suele haber un par de ellas que se dejan caer por estas páginas…

Escrito el 27-07-2004

Según cuenta hoy El Diario Montañés, se sustituirán 200 farolas de tipo globo antes de fin de año. Bienvenida sea la medida, contribuirá a reducir la contaminación lumínica en nuestra ciudad (echen un vistazo a los Jardines de Pereda desde el otro lado de la bahía y obtendrán un ejemplo muy gráfico…) Hay estrellas ahí arriba, ¿lo sabían? No, no, muchas más

PD: Venga, y ahora ya, para lo próxima a ver si lo hacemos bien desde el principio, y se eligen las farolas con sentido común, y así se evitan gastos inncesarios (que pagamos todos) o apaños antiestéticos. Aunque claro, curioso nombre lleva el menos común de los sentidos cuando uno ve que se ponen a arreglar los accesos a la playa de La Horadada en pleno Julio. Sic.

Escrito el 27-07-2004


Hoy se supone que tenía planes, se supone que nos íbamos de despedida de soltero, pero al final, no se puden prever los imprevistos y ha quedado todo anulado, además por un motivo bastante triste…


Una vez más, se demuestra que uno puede hacer todos los planes que quiera, que luego la vida viene como le da la gana, y todo se tuerce. Al final, lo mejor es disfrutar del día de hoy. Y el día de hoy tiene muy buena pinta, así que habrá que aprovechar la racha santanderina de sol.


Si alguien se apunta a jugar un partido de voley, que se acerque a la Segunda, por la zona del Cormorán, al lado de la araña atrapa niños. Allí encontrán ustedes una red profesional, bien cuidada, con todos sus accesorios, reluciente, llamativa, espectacular. Bueno, pues la de al lado, una cutre, es la nuestra…


…tomorrow’s just an excuse away…

Escrito el 26-07-2004



Ya saltó la liebre. Gracias a Davines, siempre estoy informado de estos temas… Y es que el lanzamiento de las ediciones extendidas de los DVDs de El Señor de los Anillos siempre causa bastantes espectación…


Se acaba de desvelar el contenido y la pinta que tendrá la última entrega, El Retorno del Rey, en su edición Coleccionista. Edición friki con la que completaré la colección… como en las dos anteriores, la película y los extras en cuatro discos, presumiblemente con sonido en DTS (a ver en qué idioma toca esta vez), y luego algunos regalos (dicho con toda la ironía del mundo, claro, porque con lo que cuesta el capricho, bien se pagan…)


En esta ocasión la caja incluye otro DVD, “Lord of the Rings Symphony”, que imagino será un documental sobre la composición y creación de la banda sonora. Promete. Al menos seguro que es más interesante que la bazofia de DVD que venía con Las Dos Torres, un reportaje sobre cómo se hacen las figuritas de colección con los personajes de las pelis…


Y hablando de figuritas, la caja traerá una, claro. Y más estética que el Sméagol de la anterior: una maqueta de Minas Tirith, muy chula…


Lo dicho, para frikis.


Cuando salga a la venta… ya os aviso para el habitual pase de la peli en mi casa


Seguiremos informando…


 

Escrito el 26-07-2004


No se nota ni nada que tengo ganas de que aterricen aviones de Ryanair en Santander. El mapa está sacado de la página de la compañía, y evidentemente, Santander no aparece aún. Lo que se ve son los destinos disponibles desde Stansted, el aeropuerto de Londres que tendremos a tiro de piedra desde Septiembre. Creo que la imagen habla por sí sola.


Seguiremos informando…


PD: ¿Brindisi? ¿de qué me suena a mí eso?


 

Escrito el 25-07-2004

Curioso despertar el de hoy. Desagradable al pincipio, a golpe de llamada de teléfono, al fijo, que he dejado sonar porque seguro que no era para mí… Como ha sonado bastantes veces, he llegado a dos conclusiones:

#1 – Que no había nadie más en casa, ergo hace día de playa…

#2 – Que es una putada que se encienda la tele del salón sola. Más si se enciende para deleitarme (sic) a todo volumen con el discurso del rey en Santiago. Dejando a un lado mis tendencias antimonárquicas, lo que es innegable es que el hombre éste tuvo que hacer novillos en las clases de dicción para irse a perseguir princesas helenas, o algo así….

Total, que me tuve que levantar a apagar la tele.

Y el día mejoró. Primero al ver la primera página de El Diario Montañés de hoy. Ya me lo habían adelantado hace unos días, pero hoy se he confirmado públicamente la noticia. A partir de Septiembre, Ryanair opera en Santander. Vuelos directos a Londres y a Roma. Y poco después se unirá Frankfurt. Cuesta hacerse una idea de la magnitud, de la importancia que esto puede tener para la región. Se trata de una grandísima noticia.

Ayer por la noche, fondeado un rato en La Cala, comentaba esto mismo con Salva, sobre todo las diferencias brutales de precio entre estas compañías de bajo coste y las compañías tradicionales. Hoy también, el suplemento dominical del periódico incluye un reportaje sobre el tema, demostrando que es posible recorrerse Europa por 120 euros, tasas incluidas. ¿Los trucos? Los que ya sabemos: compra de billetes (electrónicos) por internet, no estar atado a una fecha específica, ausencia de ventanillas de las compañías en los aeropuertos, ningún tipo de servicio a bordo, plazas más estrechas, limitaciones estrictas en el peso del equipaje, retrasos, vuelos de aeropuertos de segunda…

Claro, que más de la mitad de estos inconvenientes también se pueden aplicar a las compañías tradicionales, y cobran 10, 20, 30, 100 veces más por el mismo trayecto…

Después de remolonear un rato más en la cama, acabé levantándome, a ritmo de máquina de efectos encadenados como banda sonora…

Habrá que disfrutar del día…

Seguiremos informando…

PD: Nuevo local de copas en Cañadío, Loft. No llegué a entrar, pero algunos de mis amigos sí lo intentaron. Dudo que con mis Adidas yo lo hubiese conseguido. Aunque sí que cumplo el otro requisito que parece imponen en la puerta. Carnet de identidad. Edad mínima: 25 años. Un día de estos que me aburra me pondré a investigar qué permite y qué no permite legalmente un derecho de admisión.

PD #2: A ver si la gente vuela ahora a Europa, ve que hay vida más allá del Sardinero, y comprueba que en el resto del mundo, lo cool es irse a tomar una copa con calzado deportivo

Escrito el 23-07-2004

No suelo tener problemas para encontrar un tema sobre el que escribir aquí. Total, la mayoría de cosas que se pueden leer aquí son (mis) tonterías. Y será por tonterías.

Así, hoy podría hablar de que nuevamente he puesto mi granito de arena para que haya una ingeniera más (¡enhorabuena Cris!)… o de surrealistas conversaciones en tribunales de proyectos; podría hablar de partidos de voley en la playa, con una red que aguanta mal los tirones (tarea imposible encontrar un gancho después de que, al grito de ¡cling! saltase a la arena para mimetizarse con ella para siempre…)

Podría hablar de una ciudad que empieza a vivir su Semana Grande… que como siempre, no lo será tanto, me temo… podría hablar de mi calle cortada, saturada, por culpa de las corridas de toros… o de las casetas con aire andaluz (sic) que como cada año crecen aquí al lado… (pero como ciudadano tolerante que soy, entiendo que sólo es una semana, que son las fiestas, que hay gente a la que le gusta, y me jodo y me aguanto…)

Podría hablar de la ilusión que hace volver a ver el Capitol abierto, con colas, encendido… aunque “sólo” sea teatro, y más que una ilusión sea un espejismo que acabará en unos días…

Podría hablar de llamadas que van, vienen, desde aeropuertos, hacia hoteles…

Podría hablar de lo bien que me lo paso viendo episodios de Futurama en versión original, parando la imagen a voluntad, para poder leer letreros, señales y detalles que generalmente pasan desapercibidos…

Pero al final, todas estas cosas han quedado ahogadas por lo que parece ser la noticia del día. Ha muerto Carmina Ordóñez. Fíjense ustedes. Si alguien me puede resolver la duda que me escriba, y así me entero de qué meritos ha hecho la señora esta para que la noticia haya ocupado la cabecera de algún telediario hoy….

El colmo ha sido la cena, con mi madre viendo en la tele programas de A tu lado está el corazón de verano día a día con salsa rosa por encima. Lamentable. En todas las cadenas había señores de brillante calvicie apellidados Matamoros (o Matamagrebíes, que es más políticamente correcto…) echando mierda sobre la muerte de una persona con todos los vicios asociados a las personas que reciben dinero sin haber trabajado en su puta vida, salvo ejercitando la bisectriz… En todas las cadenas había lágrimas, frases lapidarias (“Ha sido un golpe muy seco, muy de dolor”), homenajes, tristeza.

Perdón por la salida de mi moderado tono habitual en mi próxima frase, pero… la televisión es una puta mierda. Es una lacra social, generadora de analfabetos funcionales, de televidentes confortablemente indiferentes ante toda la basura que les escupen a la cara, de pseudosentimientos, de pseudodiversión, de bazofia. Es triste, pero cuando parece que se toca fondo, siempre queda alguien dispuesto a escarbar.

Pero la gente es pseudofeliz así. Allá ellos… a ellos dedico con todo mi cariño la foto de hoy…

Para mí, televisión significa esa caja plateada por donde salen las películas de mi dvd. Nada más. Y de hecho, para desquitarme, he estado viendo una película, que me habían recomendado varias veces, la última hoy por teléfono. Y he hecho caso. Y he hecho bien.

Cleopatra es una película argentina. Eso quiere decir que da igual el argumento, porque sea lo que sea es fácil que se convierta en una historia humana, tierna, con frases para recordar, con miradas para no olvidar, con escenas para ver una y otra vez.

Y asi ha sido. Deliciosa película. Como me habían prometido, me voy a ir a la cama con una sonrisa…

Y me voy a a ir enseguida, que ya se está haciendo tarde….

Una hora menos en Canarias. Claro.

Seguiremos informando.

PD: Ahora tengo tres opciones: hacer lo que debo, hacer lo que quiero… o no hacer nada y sentarme a pensar…

Escrito el 22-07-2004

Como siguiendo raíles. Así iba esta tarde, pensando en mil pequeñas y cosas y perdiéndome entre las letras de los discos de Maga, cuando me he dado cuenta de que me había pasado un par de calles del lugar en donde había quedado…

Y es que hago tantas veces algunos trayectos, y voy siempre tan enmimismado, que la fuerza de la inercia muchas veces me puede…

El camino de mi casa a la Filmoteca lo voy a desgastar, por ejemplo… Si alguien se pusiera allí a ver la gente pasar, yo acabaría siendo una cara conocida.

Claro, que si alguien estuviese vigilando la calle de la Filmoteca, seguro que veía muchas cosas curiosas… las visitas de los incondicionales; el cambio de público según la sesión; los valientes que se atreven a acercarse a ver películas en lenguajes incomprensibles; los que sólo se arriman cuando hay pelis en castellano; los que llegan pronto; los que llegan tarde; los que se quedan sin entradas; los que pasan por esa calle sin ni siquiera darse cuenta de que hay un cine allí; los que van (vamos) solos; los que van en grupo; los que van en pareja; los que comentan la película al salir; los que van en moto; las que la aparcan allí aunque no vayan al cine…

Visto así, tiene que ser divertido ponerse de vigía en la Filmoteca…

Igual por eso, siempre hay un señor de barba, en la esquina, asomado a una ventana, sea invierno o verano, pronto o tarde, mirando quién sabe qué. El día que voy y no está, me siento como si caminase por una calle en la que han demolido un edificio. Es la misma, pero falta algo.

Seguiremos vigil… informando…

PD: Ayer me dí cuenta de que tener como uno de mis timbres en el móvil el Glory Box de Portishead es muy agradable. Es discreto, bonito, elegante. Sí, agradable. Incluso aunque suene cuando estoy con serios principios de somnolencia y al contestar murmure más que hable. Especialmente entonces.

Escrito el 21-07-2004

Siempre se me ha dado mal aceptar cumplidos. No es falsa modestia. Ni siquiera es de la verdadera; es que no me los creo… es un poco triste, pero es verdad, supongo que será la falta de costumbre…

Claro que, como siempre, en el medio está la virtud, si es que queda de eso… creo que mi habitual humildad con la que compenso cualquier intento de buscarme las ventajas, se la debo a gente que hace justamente lo contrario: a base de indiferencia, aunque sea sonriente, consiguen ponerme los pies, el cuerpo, la cabeza en el suelo…

Quizás ese era el significado de aquellos discos tristes en días que no lo eran…

Es curioso pensar cómo gente para la que posiblemente no hayamos sido más que una cara al pasar, puede dejarnos marca, huella, un vacío…

Aunque nunca lo sepan…

No importa… bueno, si: a mí sí… pero no importa…