La atención al cliente de Amazon

Escuchando: This red book (Pinback)

Kindle roto

Ya he comentado por aquí alguna vez que tengo un lector de libros electrónicos de Amazon, un Kindle. Es un modelo con teclado, lo compré el pasado marzo, cuando sólo se podía pedir directamente a Estados Unidos. Me llegó muy rápido, y desde el primer día estoy encantado con él.

Ahora Amazon España ya vende directamente su modelo nuevo (pero sólo ese, una lástima), a un precio muy tentador, y con su tienda de libros también disponible (aunque los editores, esos visionarios, siguen manteniendo el listón de precios bastante alto).

Amazon no me paga por hacer publicidad, pero me gusta compartir mis experiencias. Y no solo las malas, las pataletas. También las agradables. Hace unos días, al leer con mi Kindle en la calle, descubrí que con cierto ángulo de luz se veía una minúscula raja en el plástico del aparato, en la esquina inferior derecha de la pantalla. Recuerdo que cuando lo compré, estuve investigando un poco por Internet, y era un fallo relativamente común, supongo que algún desliz en el diseño. Dicho esto, se trataba de algo que sólo se veía si te fijabas y que tampoco parecía tener mayor importancia. En cualquier otro caso me habría fastidiado, y habría seguido usándolo sin más.

Pero me acordé de que en su día leí que Amazon respondía bastante bien ante defectos de sus equipos. Y decidí ponerme en contacto con ellos. Por probar.

Amazon España dispone de un número de teléfono gratuito de contacto. Llamé un martes por la tarde. Me atendieron con amabilidad, tomaron nota de la incidencia, y tras una pequeña espera, me comunicaron que me enviaban otro lector a casa. Eso sí, tenían que mandármelo desde Estados Unidos, y toda la información relativa al cambio (tenía que devolver el estropeado, obviamente) me la enviarían en inglés. Ningún problema.

Ese mismo viernes al mediodía, un repartidor de UPS me trajo un nuevo Kindle, idéntico al mío. Cambié todos mis datos y libros de uno a otro, y asunto solucionado. Al martes siguiente, el mismo repartidor se pasó a por el equipo antiguo, que había embalado en la misma caja. Portes pagados por Amazon, por supuesto.

En resumen: en menos de tres días, Amazon me había resuelto el problema (que no era grave, ni mucho menos). Dudo que en muchas tiendas físicas sean tan eficaces. Si antes estaba contento con mi Kindle, ahora lo estoy mucho más.

Seguiremos informando.

3 comentarios en “La atención al cliente de Amazon

  • Igualico que la atención al cliente en España. Llevo 4 horas al teléfono entre EON y Endesa, porque ninguno me quiere cobrar la luz. El caso es que tengo luz pero no me llega factura. Hace MUUUUCHO tiempo. Quiero regularizar la situación y ninguno me da la más mínima pista de como hacerlo! ¡Quiero pagar!
    En fin, pataleta gratuita tras 4 horas al teléfono…

    Responder
  • Borf, para cuando lo consigas, creo recordar que tienes derecho a establecer tu las cantidades mensuales para pagarles la deuda (por si se les ocurre cascarte una factura con todo lo anterior)

    Responder
  • Pues vete comprando velas, porque a mí me cortaron el ascensor sin previo aviso y se pasaron más de un mes resolviendo un problema administrativo interno, obviamente sin querer conectarlo. Creo que aún están con ello…

    Responder

Responder a Borf Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.