Buscando regalos

Escuchando: Tu pequeña tienda (Manolo García)

Me encanta hacer regalos, pero sobre todo cuando es un día cualquiera y no una fecha impuesta. Me abruma la sensación que tengo siempre, a estas alturas del año, de andar comprando por comprar, hasta completar la lista de compromisos.

Además, uno tiene sus manías: evito regalar cualquier cosa por cumplir; en la medida de lo posible pienso en detalles que gusten y me gusten. No siempre es fácil.

En mi familia, por tradición y logística los regalos se intercambian en Nochebuena (en nuestra casa, en cambio, somos de costumbres regias). Por eso, ya he superado la fecha límite para comprar por Internet (con nevadas y fiestas mediante, las probabilidades de que los regalos no lleguen a tiempo son demasiado altas). Otra cosa que evito, siempre que puedo, son los centros comerciales. Me aturden. Por eso, acabo siempre en algunas tiendas del centro, por donde siempre me paso en busca de inspiración. Aquí van algunas recomendaciones (en Santander), por si a alguien más le vienen bien.

Me encantan las librerías. Para regalar, para comprar, para visitar. En Santander hay dos grandes establecimientos, de los de toda la vida: Estvdio y Gil.

Gil tiene varios locales, uno de ellos muy cerca de mi casa, pero mi preferido es el que está en la Plaza de Pombo, un lugar en el que uno siempre se siente a gusto. Con dos plantas y un ambiente muy agradable, siempre merece la pena pasarse por allí. Además, tienen una sección de cómics bastante digna.

En Estvdio me suelo perder en su local de la calle Burgos, enorme y con algunas secciones de obligada visita (para mí): las estanterías de LEGO, la zona de viajes, la colección de puzzles o los juegos de mesa.

Aunque en Santander no tenemos FNAC, desde hace poco hay alternativa, salvando las distancias. ABAC, que pertenece al grupo Eroski, es otro sitio que suelo frecuentar, en la calle Castilla. Destacable su sección de cómics y de juegos de mesa y educativos. Desde hace unas semanas venden también libros en formato electrónico.

Ahora, que para locales de obligada visita, sobre todo si se buscan regalos originales para grandes y pequeños, hay dos imprescindibles: las librerías Merienda en el Tejado (en la calle San José, ideal para encontrar libros infantiles fascinantes) y la nueva Mundanalrüido (calle San Celedonio, más centrada en las artes plásticas, pero también con sección infantil). Si alguien no las conoce aún, que se pase sin falta. Merece la pena disfrutar de establecimientos así en Santander.

Por supuesto, nunca está de más pasarse por Nexus-4, la tienda de cómics y juegos de mesa por excelencia en nuestra ciudad. Intento limitarme las visitas, porque la carne es débil y las tentaciones infinitas. Andan sorteando un espectacular lote de productos estos días, además.

¿Discos? Mi refugio suele ser la tienda Tipo, en la calle Peñas Redondas. Otra opción: discos Gong, cerca de las estaciones, con un buen surtido en series de televisión.

En tiendas de regalos al uso ando un poco más flojo, pero suelo visitar Ferro (calle Floranes esquina con Alonso), o Spazio (San Fernando). Y también me suele gustar echar un vistazo a las tiendas Natura (en Santander, en la calle del Martillo).

¿Moda y complementos? No es mi estilo, pero Dayaday (C/ San Francisco) suele dar ideas rápidas.

Ya que ir de compras por obligación acaba siendo agobiante, siempre está bien hacerlo al menos en tiendas agradables y originales, ¿no les parece?

Compren con moderación y buen gusto, seguiremos informando.

7 comentarios en “Buscando regalos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.