La pared del eco

Escuchando: Test for echo (Rush)

El lago Konigsee, en Alemania, tiene forma alargada y estrecha, y está rodeado de impresionantes montañas. Es muy típico realizar una excursión recorriéndolo en pequeños barcos, y visitar así la pintoresca capilla de San Bartolomé, sólo accesible desde el lago.

En estas excursiones, hay una tradición muy llamativa. En cierto momento del trayecto, el barco se detiene y apaga el motor. El capitán coge una trompeta e interpreta unas pocas notas en dirección a una imponente pared rocosa. Al cabo de unos segundos, la melodía se repite de forma increíblemente clara por todo el lago. Es la pared del eco.

Sigo recuperando y publicando fotografías de aquel viaje del año pasado… y ya he llegado a la parte de las vacaciones en la que pasamos de Austria a Alemania. Una buena ocasión para recordar anécdotas como ésta.

Seguiremos informando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.