Ficción. Pom.

Escuchando: Love letters (Nick Cave)

Ayer volví a la Filmoteca, después de una temporada sin ir.

Pom. Pom. Pom. Pom. Porrompóm pom pom.

Estuve viendo Ficción, la nueva película de Cesc Gay. Vi En la ciudad, y me gustó mucho. Tenía ganas de ver su nuevo trabajo. Además, coincidió su estreno (alfombra roja y demás parafernalia) con mi última visita a la capital.

Pom. Pom. Pom. Pom. Porrompóm pom pom.

Me gustó. Una película con cuatro personajes y un par de secundarios. No hace falta más.

Pom. Pom. Pom. Pom. Porrompóm pom pom.

De hecho, la historia, salvando las distancias, y la ambientación rural -preciosos paisajes- me recordó un poco a Lost in translation. Salvando las distancias, insisto.

Pom. Pom. Pom. Pom. Porrompóm pom pom.

Javier Cámara siempre acaba interpretando unos papeles de lo más peculiares. Me gusta.

Pom. Pom. Pom. Pom. Porrompóm pom pom.

Mención especial se merece la banda sonora, muy cuidada, con algún tema, incluso, de Nick Cave.

Pom. Pom. Pom. Pom. Porrompóm pom pom.

Aunque en realidad, las canciones sólo aparecían en momentos puntuales. Había también escenas muy intensas sin música de fondo.

Pom. Pom. Pom. Pom. Porrompóm pom pom.

O casi. Me pregunto si para ensayar la música de las procesiones de Semana Santa (Bach, un popero a su lado, oiga) hace falta tanto empeño. Uno diría que no, pero bueno. Allá lo que hace cada uno con su tiempo. Ahora bien, que ensayen en el local anexo al cine, durante las proyecciones, jodiendo la película, eso ya es harina de otro costal.

No me hace falta imaginarme lo que pasaría si en lugar de la cofradía de la Merced ésta, fuese un músico de jazz ensayando. O un grupo de folk. O una ruidosa reunión de amigos. Sé exactamente quién estaría llamando a la policía.

Pero no. Como el local es una capilla, y los que le dan al puto bombo lo hacen por una buena causa, que no es otra que preparar la ambientación de los atascos con corte fúnebre y marcial que sufriremos en fechas próximas, entonces no importa. Es música celestial.

Pom. Pom. Pom. Pom. Porrompóm pom pom.

Seguiremos rutando.

2 comentarios en “Ficción. Pom.

  • jeee, he interiorizado tanto el post que casí firmo «pom» en lugar de Pan.
    Yo tuve que ver Copying Beethoven» con una discoteca en el local de al lado…
    puaggggggggg

    Responder
  • jeje, además de verdad, tiene más razón que un «santo». Pero ya sabes donde estamos, eso si, la lista de conciertos (incluso acústicos) cerrados por la policía local es tan extensa que no se si entraría en ese local de santos ensayos.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.