También en Navidad

Escuchando: Blood Thirsty Bastards (Disrty Pretty Things)

Se supone que en estas fechas todos somos mejores. No me va mucho eso, prefiero a la gente que intenta ser moderada o inmoderadamente buena durante todo el año. Desgraciadamente, también se da el extremo contrario: esas personas que son unas auténticas hijas de puta. También en Navidad.

Aún recuerdo aquel día de Nochebuena, cuando iba camino de la cena familiar, y vi cómo un conductor atropellaba a una persona en pleno centro de Santander, sin detenerse después.

Me he acordado de ello hoy al leer esta noticia. No se queden en el titular, fíjense en los detalles. Yo, lo leo, lo vuelvo a leer, y me sigue sin entrar en la cabeza: ¿cómo es posible que haya gente así? Triste, muy triste.

Seguiremos informando.

3 comentarios en “También en Navidad

  • El tío debía de ir hasta las patas de cubatas y lo mismo no sabía ni su nombre. Como para saber quién iba en el coche. Pero en fin, tiene un bonito historial a sus espaldas. Lo gracioso es que siga en la carretera y hasta en la calle.

    Iba a decir que ahora le tocará cargar con eso tosa su vida, pero no creo que le importe demasiado.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.