Un vaso de whisky, un hotel diferente

Escuchando: Sabor de amor (Danza invisible)

La vuelta al cole
Ayer se casó un amigo de esos que si no te pones a hacer cuentas, podrías pensar que lo conoces de toda la vida. Y si te pones a hacerlas, salen 23 años. Ahí es nada.

Información meteoro, lógica.
Día de sol impresionante, calor, llovió por la tarde, pero ya estábamos dentro del salón, y por la noche había parado. En Santander, y en abril, pedir más es abusar, ya.

Bises y fin de fiesta
Son ya tantos años, que cuando se junta la vieja guardia, y suenan canciones de hace muchas, muchas, muchas acampadas, da igual que llevemos corbatas, trajes elegantes, o traje de novia: por algunas cosas no pasan los años, sólo las risas.

¡Felicidades!

3 comentarios en “Un vaso de whisky, un hotel diferente

  • hola Rober!! estaba aqui mirando tu pagina y buscando como una loca las fotos del sábado(jooo, porque ya no las metes…).A ver cuando volovemos a coincidir y me las enseñas porque las tres que he podido ver son mu chulas. Por cierto, hemos quedado el domingo en ir a Toledo en agosto, una escapada de fin de semana para ver a Nando y a Raquel, te apuntas?un besote!

    Responder
  • Hola¡¡¡¡ya estoy de vuelta¡¡¡¡¡Sólo dos cosas, muchas gracias, y……como te las apañaste para tener una cámara más grande que marlan? Un beso, y muchas gracias de nuevo.
    P.D.: la foto del anillo, preciosa.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.