Con mi mismo consumismo

Escuchando: Money for nothing (Dire Straits)

Tarde consumista la de hoy, con mis hermanas en Bilbao. Cuando estuve en Barcelona vi en una tienda Disney el regalo que le quería hacer a mi sobrino por su cumpleaños (que es este domingo, ya). Pero la caja era tan grande que pasé de pasear con ello por aeropuertos y aviones. Hoy nos hemos acercado a la tienda Disney (valor seguro con un sobrino fan incondicional de Pixar) de Bilbao, y ya de paso, nos hemos pegado también nosotros algún que otro capricho…

En la tienda Kukuxumusu no me he comprado nada, pero del Media Markt me he salido con un par de dvds. ¿Quién se resiste a dejar allí la peli de La Princesa Prometida por poco más de 5 euros? ¿o los videoclips de Dire Straits por poco más de 8 euros? Yo no, desde luego…

Y luego ha estado lo de Ikea. Yo nunca había estado en un Ikea. Me gusta Ikea. Me ha gustado mucho, y eso que sólo he estado en la planta de Complementos, pero quiero tener una casa para llenarla con todas esas cosas. Me quería comprar todo, pero me dije: contente, contente. Ni puto caso, al final me he comprado una lámpara. Vale, dar luz, lo que se dice dar luz, da poca. Es algo más conceptual, pero es genial. Cuando la vi, supe que quería tener eso en mi habitación. Mañana, cuando esté colgadita en la pared, pondré la foto pertinente…

Una tarde divertida, de compras, de risas, de párkings y de plumas viajeras…

Seguiremos informando.

6 comentarios en “Con mi mismo consumismo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.