Cuando los viejos rockeros piden más policía

Escuchando: Too old to rock and roll, too young to die (Jethro Tull)

Miguel Ríos, sin desperdicio:

El ocaso del Rock & Roll

Más comentarios sobre lo mismo: aquí y aquí

Mis dos céntimos sobre el asunto: totalmente de acuerdo con un comentario que aparece en uno de esos enlaces: es irónico que el señor Ríos se ponga como se ponga, cuando hace años que vive de rentas (¿ha editado algo que merezca la pena en los últimos veinte años?) y el único gran éxito de su carrera es una versión por la que no necesita pagar derechos de autor. Ídem con Luis Cobos, aunque lo que hizo ese con la clásica debería haberle supuesto la inhabilitación profesional en lugar de un puesto en la SGAE. Sociedad que ha aumentado más que sensiblemente su recaudación gracias al famoso canon sobre los cds. Hay crisis muy rentables, sí.

Seguiremos informando

4 comentarios en “Cuando los viejos rockeros piden más policía

  • No he podido leer la opinión del viejo rockero, pero en estos casos siempre digo que la calidad de lo publicado no puede ser nunca excusa para el pirateo. Si yo creo que el disco de Melendi es basura (y lo creo fírmemente) ni lo compro ni lo pirateo, simplemente no lo escucho. Con eso «defiendo» que cualquiera, edite lo que edite, puede pedir sus rentas que, con mayor o menos esfuerzo físico o intelecutal se ha merecido (o no)

    El tema topmanta debería ser perseguido pero no por cuestiones de derechos de autor sino por la situación en la que se encuentran los «comerciantes» manteros.

    Responder
  • Esoy de acuerdo en que el músico debe recibir sus rentas por su trabajo. Ese es uno de los problemas, que lo que le llega al músico por cada cd, es simbólico. Lo cual no justifica el pirateo, lo que quiero decir es que Miguel Ríos no me parece que está defendiendo a los músicos y a la música, sino al negocio discográfico y a las sociedades de gestión. Y es muy distinto.

    Estoy de acuerdo con él en uno de sus párrafos, en el que distingue entre copias privadas entre usuarios y el top manta (que es algo que NO me gusta, nunca he usado, y me parece sólo una forma de mafia en la que se lucran unos pocos y los inmigrantes se llevan cuatro duros y todos los palos). Lo que pasa es que luego se embarulla, y acaba metiéndolo todo en el mismo saco. Amenaza con hacer huelga, y llama a la acción al Ministerio del Interior.

    Por mi, que haga huelga. Yo seguiré como siempre. Cuando algo merece la pena, no tengo reparo en comprármelo: sigo comprando la misma cantidad de discos que antes de la llegada de internet, sólo que escucho muchas más cosas y soy más crítico. Donde sí me dejo mucho más dinero es en conciertos.

    El negocio discográfico está cambiando. Pero no todo es como nos lo cuentan. La SGAE a fin de cuentas, con su canon gana más que antes. Madrid Rock cierra por intereses inmobiliarios, no por la piratería. En fin, que son muchas cosas…

    Responder
  • Ir en contra de la evolución de la sociedad es resignarse a desaparecer.
    Ya lo dice la sabiduría popular: «renovarse o morir».
    Para mí, la cuestión de los derechos de autor es tan etérea que puede usarse tanto para abusar de ella en un sentido (véase el caso del cánon por los CD’s vírgenes) como en otro (el famoso «top-manta»).
    Hasta que no quede bien definido el alcance legal de los derechos de autor en su confrontación con otros derechos fundamentales, la polémica continuará.
    Y si lo mejor que se le ocurre al Gobierno es amenazar con que «ahora la ley actúa», apaga y vámonos.
    Desde luego, nunca pensé que alguien tan acabado como Teddy Bautista puediera llegar tan lejos…

    PD: El que no haya pirateado, conseguido o escuchado ilegalmente alguna canción alguna vez, que tire la primera piedra.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.