Irreversible

Escuchando: Symphony No 7 in A Major op. 92 (Ludwig van Beethoven)

Tengo la manía de ver todas las películas raras, distintas o polémicas que se me ponen a tiro… Y sin embargo, con la que he visto antes, me lo podía haber ahorrado.

Irreversible. Francesa. Protagonizada por Monica Belucci (ay), cuenta la historia de la venganza por una violación, venganza a cargo del novio de la víctima. La historia está narrada al estilo Memento, invirtiendo el orden cronológico. Las escenas constan de un único plano, sin cortes, jugando con la cámara de una forma muy original. La fotografía, el sonido, todo es sobresaliente.

Y sin embargo, tiene dos escenas (la de la violación en sí, y la de la ejecución de la venganza) tan crudas, tan desagradables, que hacen que uno se revuelva incómodo dudando si seguir viéndola.

Avisados quedan ustedes. Si la ven, no creo que puedan olvidarla. Pero no será un bonito recuerdo…

Seguiremos informando.

4 comentarios en “Irreversible

  • Gracias por el consejo.

    A mi me pasó con Trainspotting, pero ha sido con diferentes escenas la primera vez que la vi, fue la escena en la que muere el bebe. Y la segunda la segunda, no pude superar la escena del cuarto de baño… abandoné la peli.

    Responder
  • De Trainspotting lo chungo es leerse el libro… en inglés… bueno, si es que eso se puede llamar inglés… No veas lo que me costó jejeje…

    Y con películas… creo que sólo recuerdo otros dos casos de escenas especialmente desagradables: la japonesa Audition (lo de Kiri, kiri, kiri ya nunca más me sonará a anuncio de quesos) y La Princesa y el Guerrero, una película maravillosa (la segunda del director de Lola Corre) pero con una traqueotomía improvisada y explícita al principio de la peli, que… en fin… Nunca habría valido yo para la medicina :p

    Y sobre Irreversible… entiendo que mostrar las cosas de una forma tan brutal sirve precisamente para hacer denuncia de la violencia… pero no me ha parecido que la peli aporte mucho.. de hecho, al estar contada del final hacia atrás, a media película cuando ya ha pasado todo, apenas tiene mucho más interés …

    Besitos…

    Responder
  • Ya no me acordaba….

    Hace bastante que ví esa película y me la has vuelto a traer a la memoria con tu weblog. Si es verdad que tiene algunas escenas un poco duras (la del machacamiento de cráneo con un extintor tampoco era moco de pavo).

    A mi cuando una película entra en fases de hiper-realismo cruel, suelo desconectar y valorar las escenas en sentido técnico (ilumninación, encuadre y demás). Es una forma de «abstraerse» de lo que está sucediendo. Y efectivamente, con lo de la violación me abstraí bastante. 🙂

    Hay que reconocer que la interpretación es sobresaliente.

    Te sigo leyendo.

    Responder
  • Efectivamente, las dos escenas a las que me refería son esas: la violación, y el hiperrealista machacamiento de cráneo.

    Mónica Belucci hace una interpretación increíble, claro. Dudo que nunca jamás se vuelva a meter en una escena tan complicacda.

    Pero yo la prefiero en Malena, que sólo lucía palmito 😉

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.