Réflex-ionando

Escuchando: Into the lens (Yes)

Sí, a la segunda fue la vencida. Y salí de la tienda con mi nueva cámara. Como decía Jack el Destripador, vayamos por partes…

Ayer por la mañana me dio el punto y me acerqué a los dos tiendas de fotografía más competentes de Santander, a preguntar precios y disponibilidad de la cámara de mis sueños, la réflex digital Nikon D70. Bueno, por soñar, me gustarían más otras, pero ésta es la única que puedo pensar en permitirme…

En las dos tiendas me dijeron lo mismo: sólo les quedaba una, y no me podían asegurar que recibieran más. Igual para navidad. En una de ellas la cámara era 50 euros más barata, pero venía sin estuche y sin tarjeta de memoria. Cosa que me mosqueaba, porque el pack oficial sí que lo trae. Y con Nikon, es de vital importancia que la cámara haya llegado a través de los canales oficiales de importación, porque si no los del servicio técnico se lavan las manos. Son 5 años de garantía, así que merece la pena asegurarse.

Total, que dije al de la tienda (Ansola, claro, que me van a acabar haciendo socio) que me lo pensaba, y que si me decidía le llamaba.

Me lo pensé. Prefería comprar la cámara en Santander, igual en Madrid la conseguía un poco más barata, pero prefiero tener la tienda a mano por si hay algún problema. Por otro lado, gracias a unas convalidaciones y a unas nuevas ayudas de la Universidad, este año la matrícula del doctorado me sale entre muy barata y medio regalada, y eso fue otro factor a tener en cuenta.

En resumen: ayer por la tarde llamé para reservar mi cámara. Y por la noche me pasé por la tienda a por ella, pero como no estaba el encargado con el que había estado hablando, no quisieron dármela. Cosa que me puso de muy mal humor, porque la caja estaba allí, delante de mis narices.

Pero bueno, hoy al mediodía me he pasado, y esta vez he salido de la tienda con ella.

Es impresionante, descomunal, un salto increíble en todos los sentidos. Me desborda un poco, de hecho. No he tenido tiempo de jugar con ella, me he pasado la tarde con mi sobrino mientras se cargaba la batería (la de la cámara, la de mi sobrino estaba a tope) y después con alguna visita por casa. Pero ahora mismo voy a ver si me pongo la guía rápida (en dvd), me entero un poco de cómo va, y mañana me paso el día haciendo pruebas.

Promete. Mucho. Eso sí, todos los que cuando sacaba mi cámara decíais que era muy grande… en fin… no sé qué me vais a decir ahora. No sé si la gente va a sonreír en las fotos, o va a levantar las manos.

En fin. Me voy con mi nuevo juguete. Seguiremos informando…

2 comentarios en “Réflex-ionando

  • Que cabrón!

    Así que era eso, eh? Que perro, y sin decir nada. Pues habrá que probarla cuando me acerque por allí. Recuerda que me tienes que pasar un DVD. No puedes escaquearte.

    P.D: 18-70 Nikkor? 28-80 más 70-300 Sigma?

    P.D II: Peeeeerrroooo!!!!

    Responder
  • El 18-70, por supuesto. Ya de hacerlo, hacerlo bien.

    Ale, voy a seguir leyendo el manual, que todavía voy por la página 48 y mañana quiero salir a hacer pruebas de campo 😉

    PD: Es impresionante 🙂

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.