Mínimo: dos personas

Escuchando: Could you be loved (Toto)

Esta mañana, cuando iba medio dormido en el bus camino del trabajo, al pasar por delante del edificio del Gobierno de Cantabria, vi una de esas estampas curiosas que hacen volver la cabeza…

Allí, al lado de la puerta, semblante serio, decidido, casi arrabelero y pendenciero, había apostado un individuo sujetando una pancarta perfectamente enrrollada.

Me imaginé que estaría pensando algo así como: «sí, sí, yo solo parezco inofensivo, pero vereís cuando lleguen mis compañeros la que montamos… porque vendrán, ¿no? Habíamos quedado hace media hora y….»

Y es que como no viniese nadie más, el hombre no iba a poder ni desenrrollar la pancarta, y se iba a tener que tragar sus reivindicaciones, y volverse a casa con el rabo gacho y la cabeza entre las piernas… ¿o era al revés..?

Para hacer una manifestación, como para la paella de Lucía en su isla, mínimo: dos personas.

Seguiremos informando.

PD: Esta mañana, un poco después en mi trayecto en bus, volví a girar la cabeza, a la altura del Indian. Cartel de un concierto, de un tal Kid Lightning, acompañado de Tracy Bonham como invitada. El nombre de él no me sonaba de nada, pero el de ella sí, mucho. Un rato más tarde caí en la cuenta de que tengo por casa un cd-single con un tema suyo, Mother mother. Una gran canción. Así que el concierto (este viernes) promete. Pero me lo voy a perder, lo mismo que (otra vez) el de Michel Camilo en el Palacio de Festivales, porque estoy de viaje. Qué rabia que se junte todo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.