Escrito el 05-04-2004

Esta mañana he elegido ir escuchando el Awake de Dream Theater en el bus, un buen disco para despertar….


Cuando llegaba a trabajar, estaba sonando mi momento preferido de ese disco: el final de la sexta canción y el principio de la séptima.


Dream Theater no es el sentimiento de una canción lentita como The Silent Man. No es la potencia apenas controlada de temas como The Mirror. Dream Theater es el contraste de oír el final de la primera y el principio de la segunda… Brutal.







Reflections of reality
Are slowly coming into view

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.