Escrito el 03-04-2004

Litio. Li. Número atómico 3. Metal de color blanco de plata, tan poco denso que flota sobre el agua, la nafta y el petróleo; se funde a 180 grados y, combinado con el oxígeno, forma la litina. Y gracias a las baterías que se hacen con él, me puedo pasar tardes como la de hoy… Gibson quemaba cromo, yo quemo Litio, me he cogido el móvil, la cámara y el iPod y me he puesto a callejear, a tirar fotos y a hacer experimentos con la cámara… y digo callejear, porque he intentado evitar lo que me pasa siempre: que acabo sacando fotos siempre en el mismo sitio (ya hay una farola que es mi farola)

Así que nada… he estado sacando fotos a rincones poco llamativos, a calles sin interés, a detalles tontos. La gente flipaba, claro. No por mi pose de esforzada concentración, apretando botones y manteniendo el pulso con afectada profesionalidad. No. Flipaba porque si seguía la línea de lo que apuntaba mi cámara, generalmente no había nada de interés… ay, pobres, acostumbrados a mirar sólo con los ojos… Eso sí, el día se ha portado.. no sólo porque ha hecho una tarde fantástica, sino porque no estaba completamente despejado… odio los cielos azules perfectos para sacar fotos… I’m only happy when it rains, I’m only happy when it’s complicated…

Queda demostrado que en este pueblo es imposible salir a la calle y perderse sin encontrar a alguien conocido… Y no es que yo vaya de autista o antipático por la vida (que también), pero tener que quitarse los auriculares y dejar de escuchar Love is blindness para saludar a alguien, por muy majo que sea, es un sacrilegio…

Hoy he mandado un mensaje con una felicitación, y otro con un saludo. Ha sido más agradecida la receptora del primero.

Hoy he visto una película: Días de fútbol. Me ha decepcionado bastante. Tiene puntos, pero es un pobre intento de repetir el éxito de El Otro Lado de la Cama. Natalia Verbeke sigue estando muy buena. Yo estoy enamorado de ella.

Hoy el cd de Marlango le ha sacado miles de vueltas de ventaja al resto de mis discos. No sé cuantas veces lo he escuchado (y sigo). Leonor Watling canta muy bien. Yo estoy enamorado de ella.

Hoy me he enterado de que una amiga está pasando por unos momentos muy duros. La he llamado y no me ha cogido el teléfono. No he vuelto a insistir, porque de todas formas en estos casos nunca sé qué decir. Ánimo, lo siento, son cosas que pasan, no somos nadie… todo frases hechas. La vida es muy perra, a veces. La muerte, más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.