Escrito el 12-03-2004

If blood will flow when flesh and steel are one
Drying in the colour of the evening sun
Tomorrow’s rain will wash the stains away
But something in our minds will always stay
Perhaps this final act was meant
To clinch a lifetime’s argument
That nothing comes from violence and nothing ever could
For all those born beneath an angry star
Lest we forget how fragile we are

On and on the rain will fall
Like tears from a star like tears from a star
On and on the rain will say
How fragile we are how fragile we are

(El 11 de Septiembre de 2001, un concierto de Sting en su casa de la Toscana italiana se convirtió en un sentido homenaje a las víctimas del atentado de ese día en Nueva York. Comenzó el concierto expresando su miedo, su rabia, su indignación… y dedicando Fragile a las víctimas. Hoy, con ese mismo sentimiento en el cuerpo, me he acordado de esa canción cuando, junto a miles y miles de santanderinos, hemos asistido bajo la lluvia a la manifestación de repulsa por la matanza de ayer… sean quienes hayan sido los asesinos, la lluvia limpiará la sangre, limpiará las lagrimas, pero no nos limpiará la memoria…)

Que nunca más tengamos que vivir días como éstos…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.