Escrito el 08-09-2003

Frío no hace mucho, pero por lo demás, más desagradable no puede estar el día… tanta ola de calor, ya casi se nos había olvidado cómo se las gasta el clima de Santander…


Hoy toca una historia de música, de ladrones y de piratas… parece emocionante, pero no lo es tanto, porque es una historia en la que, de momento, ganan los malos…


Vayamos por partes, que decía Jack el Destripador… desde primeros de septiembre, los habituales consumidores de cds vírgenes (y los de dvds también) debemos pagar un canon a la SGAE y otras asociaciones de su calaña, en término de «compensación por copia privada». Esto es, yo cuando me compro un cd, me puedo sacar copias para mi uso y disfrute, siempre que no haga negocio con ello. Aún así, como eso les parece mal a los señores de la SGAE (y AFIVE y similares), ponen un canon para compensar las pérdidas causadas por esas copias. Un canon que desde hace ya muchos años se paga al comprar una cinta de casette o de vídeo. Pero que con los cds jode más, porque me hierve la sangre al tener que pagar a esos chupones de mierda cuando me compre un cd para grabarme mis fotos, por ejemplo…


La gota que ha colmado el vaso ha sido el nuevo disco de Alejandro Sanz (el vaso sale en la portada por cierto). A mi el Alejandro este ni me va ni me viene… le tengo cierto respeto como músico por haber enderezado una carrera que empezó como ídolo de quinceañeras, pero poco más. No me gusta cómo canta, y sus canciones me empalagan más que doscientos kilos de algodón de azucar (y eso es mucho, porque el algodón pesa muy poco, ahora que caigo…) Bueno, al grano. El señor Sanz va y se saca un nuevo disco (bien), pero acepta que su compañía de discos (warner, si no recuerdo mal) lo edite con un sistema anticopia.


Obviamente, el sistema anticopia se lo ha pasado todo el mundo por el forro de los mismísimos, como suele ser habitual en estos casos: el mismo día que salía a la venta ya circulaba por internet. No hay nada más tentador que piratear un cd antipirateo.


Y ahora viene la parte surrealista del tema: si pagamos por hacer las copias privadas de los cds, ¿por qué viene el Sr. Sanz y la Warner, tocando las pelotas, impidiendo dichas copias? Tenemos que jodernos y pagar un impuesto por tener el derecho de hacer copias, y nos intentar quitar ese derecho… de hecho, los cds estos con anticopia no son ni compact discs, no tienen la homologación para serlo…


En fin: el caso es chupar y sacar dinero de donde sea… En cualquier caso, con este plan, espero que nadie se compre el nuevo disco de Alejandro Sanz, pudiendo bajárselo gratis de Internet.


Definitivamente, las discográficas y las asociaciones de artistas, autores, ejecutantes, etc, han perdido la perspectiva. En lugar de adaptarse a la nueva situación del mercado, se aferran a los viejos modelos, cavándose poco a poco su propia tumba. Y si no, al tiempo. Como he leído en algún sitio, a este paso nos cobrarán un canon por los folios en blanco, por si los usamos para fotocopiar. Parece exagerado pero es exactamente lo que están haciendo con los cds…


La solución no es poner sistemas anticopia, la solución pasa por bajar los precios, o por ofrecer productos de calidad… por ejemplo, el cantante de Platero y Tú, ha sacado un nuevo cd. Por el precio de un cd, te llevas cd y dvd con un concierto suyo. Yo no me lo he comprado, pero no descarto hacerlo…


Y es que este disco (Fito y los Fitipaldis, Lo más lejos a tu lado) me ha parecido una auténtica joya. Rock urbano, de a pie de calle, con letras interesantes, y con un tono general de «disco grabado entre amiguetes, entre risas y cervezas«. El resultado es digno de escucharse: temas acústicos, alguna que otra guitarra eléctrica más contundente, flirteos con el blues e incluso con el jazz, y hasta un guiño genial a Police… Todo un soplo de aire fresco en el panorama músical plagado de triunfitos de tres al cuarto que tenemos por estos lares…


En fin, vaya parrafada. Pero vamos, que es que con la SGAE siempre se me hincha la vena. Cada vez que paso por delante del palacete que tienen como sede en Madrid, me dan ganas de probar la resistencia de sus cristales. Por cierto, que manda huevos, justo enfrente de la SGAE hay una tienda de… fotocopias… acojonaos deben de estar entre copia y copia…


:p


Seguiremos despotricando… e informando 😛 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.