Zona de no fumadores

Escuchando: Was Romeo Really A Jerk? (Emir Kusturica and the No Smoking Orchestra)

Espectacular el concierto que se ha vivido esta noche en el Palacio de Festivales de Santander. El director de cine Emir Kusturica y su No Smoking Orchestra han revolucionado la sala hasta límites insospechados.

La cosa había comenzado bien: lleno hasta la bandera, y mucho público joven, que siempre está bien comprobar que se moviliza ante una cita tan apetecible. Tras un ligero retraso, la banda arrancó su recital con Unza Unza Time. Y eso fue sólo el principio.

Kusturica es el compositor de muchos de los temas, y además se encarga de la guitarra rítmica. Pero el verdadero maestro de ceremonias es el vocalista de la orquesta, el Dr. Nelle Karajlic. Energía a raudales que ha empleado a fondo hasta derribar las barreras que separan a los músicos de su público. Canciones interpretadas entre las butacas a golpe de tuba, bailes con acomodadoras y asistentes al concierto, gente que se levanta a bailar… y finalmente un motín en el que la banda ha incitado a todo el mundo a subir al escenario.

El resultado: música contagiosamente divertida, un centenar de personas pegando botes como posesos en una sala de seria tradición, y todo el auditorio puesto en pie bailando. Digno de ver, ha sido una auténtica fiesta.

Eso sí, al rato el cantante se ha enfadado al no poder seguir sembrando el caos a su gusto (el personal de la sala se ha negado a llegar más allá de límites que hiciesen peligrar la seguridad de los asistentes), pero ha diluido su cabreo rápidamente con más música, y el concierto ha terminado sin incidentes: con muchos bailes, un público entregadísimo, y dejando un festivo y excelente sabor de boca.

Realmente, una noche para recordar; será fácil; aunque, por si acaso, no he podido evitar comprar un dvd en directo del grupo, a la salida del concierto.

Grande, muy grande lo de esta noche. Seguiremos informando.

Un comentario en “Zona de no fumadores

  • Conciertazo, efectivamente. Ha faltado que se hundiese la cubierta del foso bajo el peso de la gente. Eso si que hubiese sido digno de una película de Kusturica, aparte de algo histórico para la cultura santanderina…

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.