Qué cruz

Escuchando: Never be alone (Justice vs. Simian)

Un año más, la música llegó a Rostrío. A pesar de lo caótico de la organización del festival, de la cancelación a última hora de la Carpa Pop y de mi sesión, a pesar de todos los problemas… como siempre, el festival está dejando muy buen sabor de boca. Es todo más pequeño, más de andar por casa. Algo menos de 7000 almas pululamos por allí ayer. El tiempo acompañó (espectacular día, y más aún el atardecer) y los conciertos nos dejaron momentos para el recuerdo.

Ver a los amigos de No Romance llenar con su música una gran carpa es como estar acostumbrado a ver una película en la tele, y disfrutarla un día en un sala grande, con sonido apabullante. Triángulo de Amor Bizarro en cambio me defraudaron un poco. Sí, sé que su estilo incluye ruidoso como adjetivo principal, pero no es necesario tocar TAN alto. Demencial. X-Wife me gustaron mucho, pero lo mejor de la noche fue Justice: hacía mucho que no botaba y bailaba tanto en un concierto. Chemical Brothers, justo después, hicieron lo de siempre: meterme en ambiente durante 20 minutos, cansarme después, y aburrirme al final. Su espectáculo visual, sobresaliente, eso sí.

Y hoy, a ver a The Gift. Por fin.

Seguiremos informando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.