Me gusta esa mesa

Escuchando: Windowsill (Arcade Fire)

La mayoría de los que me leen ya saben de qué pie cojeo. Me gustan los ordenadores blancos y con el logotipo de una manzana mordida. Son mi tentación.

Hace poco mi hermana se compró un portátil, gama ultra baja, con Windows Vista instalado. No sé, supongo que el equipo era demasiado limitado para el sistema operativo. La impresión que me llevé fue totalmente decepcionante. Quizás con un equipo más potente, me habría impresionado algo (aunque en el pasado SIMO, con equipos de demostración, veía barras de progreso al abrir el panel de control, ouch). Vista no me pareció más que un XP pasado por chapa y pintura (y donde MacOS es todo elegancia, Microsoft no ha conseguido más que un entorno recargado con destellos y movimientos por todas partes).

Lo que es peor: es muy seguro, sin duda. Como para no serlo. Pregunta POR TODO. La parodia de Apple no pudo ser más acertada. Para instalar un programa hay que aceptar un mínimo de tres o cuatro avisos de seguridad. El sistema no es seguro, es dubitativo, y le cede la responsabilidad al usuario. Y como todos le damos a aceptar sin leer, todo el sistema pierde su sentido. Bu.

Por supuesto, nadie que haya usado MacOS X durante unos meses (con eso basta) se sentirá mínimamente impresionado por Vista. Todas sus novedades las llevamos usando desde hace una versión original.

Eso sí, hay que ser justos. No todo lo que hace Microsoft es criticable. Cuando se hacen las cosas bien, hay que reconocérselo. Ayer me sorprendieron. Dos veces.

La primera. Surface. El ordenador que nos espera. Evidentemente, no todo funcionará tan bien ni tan rápido como en este prototipo, pero creo que el futuro se parecerá bastante a eso. Interfaz táctil multipunto, como se avanzó en el iPhone, y cables desterrados. Muy, muy interesante.

La segunda. ¿De qué color es la avioneta de Microsoft? Porque desde ahí han tenido que hacer las fotografías de su sistema de mapas, Local Live. Lo descubrí ayer gracias a Bruno, y he estado jugueteando un rato con la vista aérea de Santander. Google Maps parece que tiene competencia, bienvenida sea si sirve para obtener cada vez más prestaciones. A este paso vamos a tener que agachar la cabeza para que no nos golpeen las cámaras aéreas.

Eso sí, la vista en 3D no sé cómo es. Requiere Windows.

Seguiremos informando.

Un comentario en “Me gusta esa mesa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.