Donde los jóvenes mueren antes de tiempo

Escuchando: Lejos de la gran ciudad (La Habitación Roja)

Leído ayer en El Diario Montañes:

«¿Quizá tenga más fuerza la opinión de una señora al que le molesta el ruido los sábados por la noche que las de cientos de jóvenes que salen a divertirse como en el resto de ciudades de España? ¿Quizá valga más una comunidad de vecinos del Sardinero que la opinión de gente que quiere divertirse en su semana grande al igual que lo hacen en Bilbao en su Aste Nagusia o en Pamplona en los San Fermines? ¿Tendrá algo que ver esa mentalidad cerrada de este chico es un poco ‘rarito’ porque viste así o se besa con alguien asá? ¿Hablamos de cultura destinada a los jóvenes o nos quedamos con los conciertos de El Consorcio en la Plaza Porticada?»

Se trata de un extracto de esta carta al director, sin desperdicio. No puedo estar más de acuerdo. En ocasiones, opiniones y voces jóvenes como ésta dan frescura al periódico. Otras veces demuestran que aunque no todo está perdido con la juventud de hoy en día, hay casos concretos en los que sí. Sin remedio. Ni siquiera un periódico de pueblo como el nuestro se merece una página como ésta. Flaco favor les hace. Otra vez.

En fin. Qué ciudad. Seguiremos informando.

PD: La foto es del Santander Summer Festival, de su primera edición.

4 comentarios en “Donde los jóvenes mueren antes de tiempo

  • Ya, lo que no se es hasta que punto los políticos pueden hacer algo contra esas mentalidades retrogradas, si son esas mismas mas que hacen a los políticos. No hay mas que ver los carteles de la campaña del partido político que SEGURO va a gobernar en la ciudad 4 años mas. ¿Cree alguien que esta peña va a hacer algo? Antes se cortan una mano que llevarle la contraria a la asociación de vecinos de El Sardinero.

    Que ciudad, si, que ciudad.

    ¡Sic!

    Buenas, Rober, cuanto tiempo.

    Saludos – PGB

    Responder
  • La verdad es que la carta al director tiene mucha razón y sí, es una pena.
    Aún así la ciudad es tan maravillosa, pese a todo lo anterior, que algunos que vivimos fuera queremos vivir en Cantabria. Merece la pena intentar mejorar una ciudad que sufre hace mucho una gestión pésima.

    Responder
  • Yo, que también estoy exiliado, tengo que decir que en todos sitios cuecen habas y que no es la única ciudad donde pasan esas cosas, aunque no es menos cierto que tendremos que fijarnos en las que lo hacen mejor.
    Lo de El Consorcio en la Plaza Porticada me ha llegado al alma…

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.