La palabra «ferro» existe

Escuchando: Boy Toy – I’m the boy (Marc Almond & Trash Palace)

Este sábado estuve jugando al Palabras Arriba. Lo descubrimos en un café de Santander, y volvimos para jugar un par de partidas con tiempo. Es un juego tipo Scrabble, pero en el que se pueden apilar las letras unas encima de otras. Divertido. Fue además uno de los juguetes de mi infancia, y me hacía ilusión echar una partida (aunque acabase perdiendo, tras consulta al diccionario de la RAE en el ordenador de la dueña del local).

A raíz de eso, y de hacer memoria, acabamos buscando por Internet juegos antiguos. Y me acabé acordando de uno genial, que nos trajeron siendo niños de Suiza. Ya había olvidado cómo se llamaba, pero en cuanto lo he visto he recordado todo: el tubo, las varillas, el plato que hacía de base, las canicas, el ruido que hacían al caer…. ¡KerPlunk! Hay gente que lo vende en eBay, creo que será cuestión de investigar…

Y ya puestos, he seguido indagando. Y he encontrado otro juguete que llegó de Suiza, uno de los primeros LEGO Technic que se vieron por aquí, propiedad de mi hermano, que posteriormente heredé, y que fue el origen de mi afición por LEGO. Desgraciadamente, ese y otros muchos desaparecieron de casa hace tiempo. Supongo que en algún momento di la falsa impresión de que iba a madurar. Lástima.

Creo que echaré un rato en la sección de juguetes de eBay, definitivamente.

Seguiremos jugando.

2 comentarios en “La palabra «ferro» existe

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.