Y una mano que no tiembla

Escuchando: El palo pinto (Cahórnega)

Que no me gustan las bodas es algo que ya he contado alguna vez. Ahora bien: algunas sí; hay días en los que uno hace excepciones con risas, sonrisas y mucha alegría.

Ayer fue una de esas ocasiones. Nuestros amigos querían tener una boda especial y diferente, y lo consiguieron. El planteamiento ya era bueno: la boda se celebró en uno de nuestros pueblos más bonitos y llamativos. La casa donde se celebró la fiesta es de auténtica postal. El buen tiempo se hizo de rogar, pero apareció y nos dejó una tarde de foto. No hubo tampoco fotógrafo al uso: fui yo el encargado de hacer un reportaje al que estoy seguro que un profesional pondría mil pegas, pero del que fue un placer hacerse cargo: supliendo los medios con guiños, lo tradicional con lo entrañable.

Y la verdad es que me gusta el resultado. Sí.

Pero no sólo hubo fotos, claro. Ni mucho menos. Hubo una novia espectacular y un novio radiante. Hubo cántabros, hubo yeclanos, un asturiano, dos valencianos, un inglés y algún madrileño. Hubo música, cantos, gaitas. Hubo niños, hubo bromas, hubo sí, quiero. Hubo cortejo de los novios por medio pueblo, hubo cocktail, hubo barril de 100 litros de sidra. Los novios cortaron la tarta con una espada tradicional cántabra, y a ritmo de Romeo and Juliet. No hubo vals: hubo folk, y el palo pinto ya es, definitivamente y sin remedio, una canción que nos emociona.

En los bailes, en lo musical, hubo de todo, claro. Y la verdad es que nos mantuvimos bastante alejados de la pista durante gran parte de la tarde. Pero el fin de fiesta fue nuestro, sin duda. Un poco de buen pop español acabó con la mesa nueve dándolo todo.

En fin. No hacía falta más que veros, además, para comprobar que lo pasáteis tan bien como nosotros, o más. Gracias, gracias por compartir así un día tan especial.

Seguiremos informando.

6 comentarios en “Y una mano que no tiembla

  • Una vez más: vivan los novios!! Grandisima fiesta con muchos amigos, muchas risas y un RTZ bailando la canción del verano en la pista de baile… jajajajaja (sorry, tenia que chivarme :p )

    Responder
  • Uffff.. qué monumental resaca. Las barras libres y yo no nos llevamos bien… yo no las tengo respeto y ellas no hacen más que provocarme.. así que luego pasa lo que pasa.. creo que fueron 14 los cubatasde Brugal que bajaron gaznate abajo. Eso sí, me reí las tripas y lo pasé en grande.

    Gran boda de grandes amigos y con grandes invitados.. no podía pasarlo mejor. 🙂

    ave!

    Responder
  • A mi tampoco me gustan las bodas. No voy si no quiero ir, pero cuando voy es porque realmente los que se casan son gente muy especial para mi, así que al final, a pesar de no gustarme, disfruto de la boda!!!

    Responder
  • Aqui el novio (ahora un hombre casado) … gracias a ti Rober, tenemos un reportaje fotografico para el recuerdo y de lo mejorcito; y gracias a todos los que estuvisteis un recuerdo, probablemente el mas bonito de mi vida.

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.