Las palabras son innecesarias

Escuchando: Enjoy the silence (Depeche Mode)

El concierto estaba yendo genial. Estábamos bastante cerca del escenario, sin agobios de gente, con sitio para movernos. El sonido era perfecto, el montaje digno de un grupo de su categoría.

Eso sí, la cerveza, te la vendan al precio que te la vendan (y en Anoeta fue a precio de oro) tiene sus efectos secundarios, así que la mitad del grupo aprovechamos un tema un poco más tranquilo para acercarnos a los baños.

Ya estábamos volviendo cuando comenzó la locura. Personal Jesus. En lugar de volver corriendo donde el resto de la gente, nos quedamos un poco más lejos, cerquita del escenario pero con todo el sitio del mundo para botar. Y vaya si lo hicimos. Qué locura. Y justo después, Enjoy the silence. Delirio ya, oiga.

Porque este verano estoy poniendo el listón muy alto, que si no habría sido el mejor concierto de mi vida. Sólo (¡sólo!) ha sido uno de ellos…

Seguiremos informando.

4 comentarios en “Las palabras son innecesarias

  • eh esa foto no esta hecha muy lejos de mi! xD yo tambien disfrute como una enana, q pasada de concierto.. si tienes alguna foto mas pasamelas anda, q de lo q estaba disfrutando ni me pare a hacer una sola foto xD

    Responder
  • Dioooosss!!!
    Qué suerrrteeee!!! Tan cerca. Los vi en febrero en el Palacio de Deportes, pero eso eran todo extremidades y sudor. Aunque a Dave lo vi a menos de 3 metros por la pasarela.
    Sin duda, de los mejores conciertos de mi vida, unido a U2, aunque como CSI, otro estilo.
    Un beso

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.