Perdido en mi habitación

Escuchando: Going Fetal (Eels)

Fin de semana en riguroso e impoluto blanco.

La semana había sido bastante cansada, no había parado de dar vueltas de un lado para otro, incluyendo mudanzas, trabajo, ferias de discos, sesiones de fotos, citas familiares… Y terminé el viernes en un concierto, el de Elliot Murphy, al que entré efectivamente con pase de prensa: o sea, sin pagar, con la bolsa de la cámara y accesorios, y echándole morro hasta terminar en primera fila. El concierto, espectacular.

Pero claro, con tanto ajetreo, el sábado estaba destrozaíto. Así que nada, a pesar de que me ha parecido ver que ha hecho sol, me he pasado sábado y domingo en casa, dedicado en mayor o menor medida a las siguientes actividades:

– Dormir. Desde y hasta horas indecentes.
– Escuchar mucha música.
– Leer: revistas varias, un libro de fotografía y las primeras páginas de La Guía del Autoestopista Galáctico, en versión original sin subtítulos.
– Ver una película, aprovechando que estaba solo en casa, y el dvd del salón, a diferencia del mío, funciona y está en su sitio.

Viene bien de vez en cuando bajar el ritmo. Sobre todo para coger fuerzas para el próximo fin de semana, que promete ser totalmente diferente.

Seguiremos informando.

2 comentarios en “Perdido en mi habitación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.