10 comentarios en “Once, Vicente, U

  • Por una vez, creo que me alegro de vivir en un pueblo, y no en Madrid. Porque visto lo visto en telediarios, aquello ha tenido que ser un caos de tres pares de cojones…

    Un 10 a la maquinaria de marketing que rodea a U2. Ha conseguido un efecto bola de nieve impresionante, miles de personas comprando entradas a precios qus oscilan entre lo caro y lo muy caro, 7 meses antes del concierto. Para reflexionar.

    Eso sí, todo debería tener un límite. Si para poder ir a un concierto, hay que pasar la noche en la calle, montar pollos en los que tiene que intervenir la policia, y colapsar los puntos de venta, conmigo que no cuenten.

    Afortunadamente, yo sólo he esperado poco más de dos horas de cola (desde las 9:30), y echando unas risas con unos amigos… Así que ni tan mal…

    Y por cierto: tanto la página web como el teléfono en el que vendían también las entradas (con un sobreprecio de 4,25 euros extra a cambio) han estado totalmente colapsados desde las 9 y media de la mañana. Cobrar por no ser capaces de dar un servicio. Vivaspaña.

    PD: Grimbergen… ole, ole y ole 😀 Me alegro mucho… 😉

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.