De mayó quiero sé gilipolla

Escuchando: Misplaced Childhood (Marillion)

Esta mañana nos preguntaba una chica mejicana que está con nosotros en la universidad, por el significado de gilipollas. Es más fácil de explicar con un ejemplo. Y de esos hay muchos.

Antes, durante la cena, la televisión de la cocina nos escupía algo que (ignoro la denominación oficial) parecía un eurovisión para infantes. Y me ha dejado francamente preocupado, la verdad. Dejando a un lado las bondades musicales de los participantes (no puedo evitarlo, lo odio, me ataca, me pone de los nervios escuchar a niños cantar, especialmente si lo hacen pretendiendo ser mayores) es lamentable ver cúales son sus ambiciones (o las que les imponen desde bien pequeños).

He tenido la desgracia de ver tres de las actuaciones (no he podido cenar más rápido). La primera, creo que de Dinamarca. Un presunto grupo de hip hop con una niña vestida de putón verbenero y sus chulos vestidos de traficantes. Después, nuestra aportación al evento, con una niña atacante, una canción atacante, una coreografía atacante… Qué pena de infancia. Después, otras dos chicas de Suecia, creo, también vestidas como si tuviesen unos cuantos años más y en lugar de intentar ganar un premio estuviesen intentando perder otra cosa.

Me fastidia. Los niños deberían ser niños hasta que tengan la edad suficiente para convertirse en macarras aspirantes a accidente de ciclomotor. Luego, cuando crezcan, ya podrán tunear su primer coche, y aspirar a concursar en Gran Hermano para intentar ganarse la vida usando la bisectriz. Pero no, por lo visto, los niños, cuanto antes se mentalicen de lo que van a acabar siendo, mejor.

Qué triste, ¿no?

En fin. Por mi parte, como no me gusta el fútbol (rigurosamente cierto), estoy un poco cansao de hacer de turista en mi propia ciudad (cierto) y no me apetece salir (mentira), dedicaré la noche del sábado a enamorarme de Uma persiguiendo a Bill. Y es que, como diría Monigote, Uma Thurman me toca…

Séanme moderadamente buenos, cuidado con los excesos. Seguiremos informando…

4 comentarios en “De mayó quiero sé gilipolla

  • Eso mismo he oido hoy decir a Rosa Maria Mateo. Le hacian una entrevista conjunta con una que presenta un programa mañanero -no me acuerdo del nombre-, le ha dado una paliza de aupa exponiendo su opinion sobre los progamas actuales y la ética. También ha tratado el tema de los niños, y decía que le parecía completamente horrible hacer que los niños se comporten como mayores.

    Con relación a la ropa que visten para eventos de este tipo, pues si…»una niña vestida de putón verbenero y sus chulos vestidos de traficantes», frase a destacar.

    un beso

    Responder
  • Habría que destacar un punto bastante importante en este tema y son los hilos que se mueven detrás de todo este teatro y que realmente son las manos interesadas. Que no son los niños que vemos asi desde que nacen, ni se visten así desde que pueden utilizar con coordinacion sus brazos… y menos los que vemos realmente por la pantalla. Tened en cuenta que esos niños dejan mucho dinero a «genteadulta». Son solo beneficio; y es lo que en verdad te toca la fibra; ellos son como monos de ferias u otros como ratas de laboratorio. Penoso

    Responder
  • Te refieres a la entrevista de Lo + Plús del jueves??
    Estaba con la Carolina Ferre esta, que presenta el Día a Día :S
    Y la entrevista estuvo bien…

    Sobre el invento ese de los niños… Que sepáis que por lo que me comentó antes una amiga encima va y gana la de aquí. xDDDD
    Con lo patética que es ya la versión de ‘adultos’, la de los críos ya es insufrible.

    Y por cierto, yo también le tengo ganas ya a KB2 😀

    Salu2!!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.