Escrito el 28-06-2004

Ingredientes para una mañana de papeleo burocrático. Una cucharadita de cal. Otra de arena. Agitado, no mezclado. Gracias.

Efectivamente, uno se encuentra de todo cuando tiene que ir de ventanilla en ventanilla. A la funcionaria que estaba esta mañana en Hacienda no sé si le habría sentado mal algo que había leído en el periódico, pero desde luego hay formas más amables de decirnos que el impreso que llevamos no es el adecuado, contradiciéndose por tercera vez consecutiva en menos de un mes. Señor, dame paciencia. Pero dámela YA.

Pero este es un mundo de extremos. En la Seguridad Social, ventanilla 2, nos encontramos con una persona amable, simpática, y muy competente. Incluso nos faltaba documentación, pero nos dijo que daba igual, que ya lo buscaría él en el expediente. Así da gusto.

No estaría de más conseguir un término medio… vamos, que por mí, tampoco hace falta que me encuentre el colmo de la amabilidad personificado detrás del cristal, pero al menos que sean competentes. O coherentes.

De momento, nosotros volveremos. Con otro impreso.

El resto del día ha pasado sin pena ni gloria… animado, eso sí, por el disco seleccionado del día. Un grupo que descubrí gracias a uno de esos recopilatorios raros que me compro, y que ahora me he hecho de su disco… (entro otros muchos discos que me han prestado este fin de semana…)

El grupo se llama (por favor, seriedad, no me suelten risitas) Papas Fritas. Con ese nombre, lo unico que pueden hacer es lo mismo que un bote de Pringles: Pop. Un género con el que mantengo en general las distancias; pero con discos como éste, es inútil resistirse. Canciones optimistas, de esas que a uno le apatece escuchar cuando hace calor y no se quiere complicar, cuando uno quiere sencillamente una sonrisa que le entre por las orejas…

Eso sí, tanto optimismo me desconcierta, así que luego me sumergeré en los nuevos discos de Joseph Arthur que tengo, para cambiar los globos y las serpentinas por los recuerdos de viejos, hermosos fantasmas, columnas, estatuas, salidas de emergencia, violines tristemente acompañados, nombres en listas, y palabras que nunca escucha nadie…

Seguiremos informando…

PD: Y sí, ya están las fotos de la cena en mi página. Con contraseña, esa sencillita para no escribir mucho, que decidimos en la mesa… Así que nada, los que estuvisteis, ya las podéis echar un vistazo. Y a los que no estuvieron… se siente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.