Escrito el 08-06-2004






Una de las tradiciones en el V-Pino (la sala donde trabajo en la Universidad, vaya) es que el cumple años, lleva pasteles…


Pero hoy hemos tenido una variante. Una de las últimas proyectiles (término que usamos para la gente que está haciendo el proyecto de fin de carrera) nos ha sorprendido hoy con una tarta de queso casera y artesanal. ¡Felicidades, Alexia! Todo un detalle que ha provocado comentarios del tipo: «es que estas cosas saben mejor cuando te las hacen» (Portilla, cubriéndose de gloria…)


La degustación gastronómica ha ido acompañada de los habituales comentarios surrealistas y anécdotas trasnochadas de Klaus (mi jefe), por lo que hemos acabado hablando de túneles en La Manga, sillas milagrosas e inundaciones de dos años.


No somos gente normal, no.


Seguiremos informando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.