Escrito el 23-04-2004

Hay sitios donde siempre me acabo gastando más dinero del que tenía pensado. Flaquezas que tiene uno (vamos, será por flaquezas). Sitios como las tiendas de souvenirs de los museos, como la calle Barquillo de Madrid o la calle Tallers de Barcelona, como esos 50 metros de los Campos Elíseos en los que se amontonan FNAC, Virgin y Disney, o como una Feria del Libro

Y hoy lo que tocaba era hacer una visita a la Feria del Libro, así que he ido, he visto, y han vencido: me he vuelto con menos dinero y algunos miles de páginas más que añadir a la biblioteca. Por supuesto, no me he comprado ni un solo libro de los que tenía pensado. Acaban de sacar libro Saramago y Millás, pero me he vuelto sin ellos. Dicen que la avaricia rompe el saco, pero no rompe una bolsa de plástico donde caben un par de novedades editoriales, o cinco libros en edición bolsillo. Yo la he llenado de libros de bolsillo, que no son tan nuevos, pero que no he sido capaz de dejar allí para que los manosee cualquiera…

Y como sigue siendo el Día del Libro, y estoy muy contento con mis compras, pues os las voy a contar. Que para algo es mi weblog y escribo lo que quiero….

El primer libro que vi y que supe que me iba a llevar a casa es 13,99 Euros, de Frédéric Beigbeder. La historia de un creativo publicitario que acaba asqueado de esa industria y de sus manipulaciones y decide escribir un libro contando verdades, para conseguir que le despidan. Siempre me había parecido un argumento bastante atractivo, en Francia ha sido todo un best-seller… pero nunca me lo había comprado, porque me jodía mucho que el precio al que lo encontraba fuera superior a su título…. ahora lo han sacado en edición bolsillo y ya es mío. Y me ha costado menos de 13,99, claro…

Echando un vistazo en ese mismo stand, encontré otros dos libros que me apetecía leer… uno de ellos, El guardián entre el centeno, de J.D. Salinger. Tampoco sabía mucho del argumento, pero siempre he oído cosas buenas de él, ya tenía curiosidad…. (bueno siempre no, es el libro con el que estaba obsesionado el que mató a Lennon, locos hay en todas partes….)

El otro, La joven de la perla (Tracy Chevalier), el libro sobre la chica que aparece en el cuadro de Vermeer… Fito me ha hablado bien de este libro, y yo tengo ganas de leerlo antes de ver la película que han hecho, protagonizada por (insértense aqui muchos suspiros, gracias…) Scarlett Johansson

Cuando iba a pagar estos tres libros, se fue un momento de nada la luz en el stand, y se reinició la caja registradora. Proceso que, yo no lo sabía, pero dura 5 minutos largos. No importa, es fácil esperar rodeado de miles de libros por ojear y hojear….

Me compré otros dos libros en otro stand… uno de ellos, de una colección que me encanta y que recomiendo a todo el que se quiera pasar un rato divertido. No, mejor dicho: muy divertido. Terry Pratchett y su Mundodisco, ese mundo en forma de plato, sostenido sobre los lomos de 4 elefantes que a su vez descansan sobre el caparazón de una tortuga gigante que vaga por el espacio… Los libros son como una mezcla de Tolkien con los Monty Python, y me encantan. Me lo paso como los indios. Me he comprado El segador, cuyo arguemento es:

«La muerte ha desaparecido. Se la supone… ejem… en otro lado. Lo que lleva al tipo de caos que siempre se produce cuando un servicio público es retirado. Mientras tanto, en una pequeña granja lejos, muy lejos, un oscuro y alto extranjero está demostrando ser realmente habilidoso manejando la hoz. Hay una cosecha que recoger…»

Nunca recomendaré lo sufciente estos libros….

Por último, ha habido un libro que quizás en otro momento me habría pasado totalmente desapercibido, pero hoy no me he podido resistir a comprar… Imágenes, del director de cine sueco Ingmar Bergman. Después de ver tres películas suyas este mes en la Filmoteca, he descubierto que es uno de esos directores con su propio universo privado…. y un libro en el que él mismo explica los entresijos de su proceso creativo, era demasiado tentador…

Y ya está… ¿ya? no se vayan todavía, aún hay más…

Una de las cosas buenas de la Feria del Libro, aparte de encontrarse gente conocida por allí, es que hacen descuento y además suelen regalar libros… otros años, por compras superiores a cierta cantidad, regalaban libros en el stand del Ayuntamiento y en el del Gobierno de Cantabria. Este año en el del Gobierno no daban nada (pero estaba la misma azafata del año pasado, bonitos ojos), pero sí en el del Ayuntamiento…

Generalmente, acabo con libros sobre Santander o sobre sus paisanos que acaban en algún rincón oscuro de mi habitación, por falta de interés… pero esto año no ha sido así ni mucho menos… cuando me acercaba al stand a ver qué me daban, escuché a una chica decir que se había llevado un libro sobre la historia del cine en Cantabria… Y efectivamente, era uno de los títulos a elegir. Y claro, me lo he traído a casa… Lo he hojeado un poco, y tiene muy buena pinta… habla de las salas de cine de Santander (que en paz descansen), de los cineastas que ha dado la tierruca, de los rodajes que hemos cobijado… y todo ello acompañado con algunas fotos que me han traído algunos recuerdos a mí, pero muchos más a mis padres…. Será agradable dedicarle ratos de lectura….

Y ahora sí, eso es todo lo que me he traído… he dejado allí libros más libros que me habría gustado comprar… no descarto hacer más visitas… los libros, como algunas otras cosas que no vienen a cuento, son mi perdición…. Al menos luego, los libros siempre siguen ahí…

Y ahora, si ustedes, amables lectores, me lo permiten, voy a cerrar el ordenador, y a abrir un libro. Que hoy no es el día del iBook, sino del libro (esto en inglés tendría gracia, de verdad)…y tengo mucho que leer.

Seguiremos informando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.