Escrito el 29-09-2003

Al final lo conseguí, logré ver todas las películas del ciclo de cine alemán… en teoría la que me faltaba la iba a ver el sábado, pero el chaparrón que cayó me ayudó a decidirme a aplazarlo…


Así que ayer, después de una sesión de cafés, tés, batidos, fotos de boda y luna de miel, y superpoblación en el fondo del Tucán, me acerqué hasta la Filmoteca…


Como voy bastante por la Filmoteca, hay películas que me gustan, películas que no me gustan, y películas que ni fu ni fa, pero por dos euros no me arrepiento de haber ido a verlas…


La película que vi ayer, en cambio, es de las primeras, de las que me han gustado mucho. De las que difícilmente olvidaré… se llama «El llanto de la mariposa»


Estamos acostumbrados a que una película «de amor» sea generalmente una pastelada americana, un bodrio con julia roberts o meg ryan con un contenido en azúcar poco recomendable para mi gusto…


En cambio, la película de ayer retrataba una historia de amor surgida a partir de situaciones límite, una historia de encuentros y desencuentros entre un joven inadaptado, caprichoso y aburrido de todo, con tendencias suicidas, y una joven optimista, intentando tomarse lo mejor posible su leucemia…


Durante la película, se suceden escenas y diálogos en los que se cuestionan las ganas de vivir, las ganas y el derecho a morir….


No sé, igual también influye en que me haya gustado el hecho de que últimamente son temas en los que me he detenido bastante a pensar: la muerte de mi abuela, el suicidio de mi profesor, el polémico caso de eutanasia en Francia…


En cualquier caso, si alguien quiere ver una película amabel, agradable, con la que pasar un par de horas sonriendo, que NO la vaya a ver… «El llanto de la mariposa» es una película emotiva, cruda, hermosa, dura… Para mi gusto, altamente recomendable, pero sé que mis gustos no suelen ser normales…


Por la noche, cuando llegué a casa después del cine, mientras cenaba puse la tele, y zapeando para huir de circos tipo crónicas y similares, descubrí que estaban dando esa joya que es «Lucía y el Sexo», me dio tiempo a ver el final….


Sé que diciendo esto pensaréis que soy un salido y que si me gusta la película es por Paz Vega y sus escenitas. Influye. Pero aún así, lo digo: me parece una película fabulosa, genial…. y sí, vale, las presencias femeninas ayudan a que sea más agradable de ver (no sólo por Paz, los personajes de Elena Anaya, y sobre todo, el inquietante -como siempre- papel de Najwa me encantan…)


Pero lo que más me gusta de la película es, como en todas las películas de Medem, su historia, las vueltas, las espirales de su argumento…. y también esa estética irreal, de sueño, de relato inventado puesto en imágenes sin concesiones a las normas habituales….


Por todo eso, me encanta.. y como en la película, me gustaría vivir en un cuento que al llegar al final, no acabase, sino que cayeses por un agujero y aparecieses de nuevo en mitad del relato, para poder cambiarlo… si me dejas…


Una pena toda la polémica que se creado alrededor de Medem con motivo de la presentación de su documental sobre ETA. No lo he visto, así que no me atrevo a opinar, pero sí que he oído que los testimonios de pro-etarras y de víctimas de atentados no aparecen en igual proporción, predominando los primeros, así que intuyo que no me va a gustar… En fin, Medem tendrás sus propias ideas sobre este conflicto, y pueden ser razonables, injsutificables, o como sea… eso lo único que cambiará será mi opinión sobre su persona, pero no sobre las películas que nos ha regalado hasta ahora… Por muy despreciable que pueda ser el dircetor como persona, no puedo evitar reconocer que son genialidades…


Seguiremos informando…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.