Lo siento por los que se marcharon demasiado pronto

Escuchando: Años 80 (Los Piratas)

Ayer por la noche estuve en el Santander Play Festival, que resultó ser un evento amable, muy divertido y del que salí con una sonrisa de oreja a oreja. Me perdí el primero de los conciertos (El Guisante Mágico) pero llegué a tiempo para el concierto de Iván Ferreiro. Su directo me gustó más que su último disco, pero al final me dejó algo frío. Tras un descanso amenizado por una pequeña sesión del amigo Patrullero, fue el turno de Quique González y su banda, La Aristocracia del Barrio. Conciertazo. Sólo había tenido ocasión de ver a Quique en directo minimalista y acústico, pero en eléctrico y con banda se sale. Su último disco es de lo mejorcito que he escuchado en mucho tiempo, y en directo juega con las canciones, las retuerce y las ofrece al público con una energía que ya quisieran muchas bandas extranjeras consagradas. Bravo por él.

Durante los conciertos de Quique e Iván, muchos esperábamos algún cameo, alguna aparición por sorpresa de uno en el escenario del otro, como ha pasado ya alguna vez… pero no fue el caso. Sus conciertos no tuvieron sorpresa añadida, y tras los bises de Quique, gran parte del (tampoco muy numeroso) público decidió irse a casa. Quedaba aún fiesta: el directo de los cántabros Esterotypo, y las sesiones a cargo de Jesús Ordovás y Mendetz. Sin embargo, muchos optaron por marcharse.

Grave error. Se perdieron lo mejor de la noche. Pero con diferencia.

No era ningún secreto que -raro que es uno- mi principal motivo para asistir al Play Festival era disfrutar del directo, a lo grande, de Estereotypo. Ya comenté en su día cuánto me gusta su música. Fue una lástima que se quedase tan poca gente a su concierto, pero para los que estábamos a pie de escenario aquello fue una fiesta. Energía a raudales, ritmo endiablado, poses, simpatía, actitud, buen sonido y grandes canciones. Ya estaba pensando que me parecía el mejor directo de la noche, cuando de repente apareció por sorpresa (de todos) Iván Ferreiro de nuevo sobre el escenario. Campechano y divertido, se unió a la fiesta de Estereotypo y juntos se marcaron una improvisada, festiva y genial versión de la mítica «Años 80» de Los Piratas. Todos los que se marcharon antes de tiempo se merecieron perdérselo, por no quedarse a animar a nuestros paisanos.

No tengo fotos del momento, porque estaba demasiado ocupado saltando y cantando. A este festival decidí ir sin pases de prensa ni cámaras grandes, pero me consta que unos cuantos amigos que andaban pululando por el escenario tendrán buenas instantáneas de esa pequeña gran sorpresa.

Después de Estereotypo, eso sí, me retiré dejando sobre el escenario a un Jesús Ordovás con pinta de perdido, acompañado de Patrullero, llenando de buena música un Palacio de los Deportes poco poblado, pero con ganas de fiesta.

Qué grandes, Estereotypo. A ver si podemos verlos en el Sonorama. Seguiremos informando.

Actualización: Gracias a Bruno, aquí tenemos un vídeo del tema completo con Iván Ferreiro… ¡Gracias!

2 comentarios en “Lo siento por los que se marcharon demasiado pronto

  • Cuidadin con los chicos de Estereotypo que son muy adictivos. Una pena no haber podido acompañarles ensa noche tan especial, seguro que estuvieron geniales como siempre…

    Responder

Responder a Miss U Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.