Hasta las alcachofas tienen corazón

Escuchando: Sleeping in (The Postal Service)

Noche de Reyes, noche lluviosa por aquí. Esta tarde dudaba si ir a ver la cabalgata con mi sobrino, o ir al cine a disfrutar de una película que no quería dejar pasar.

Al final, he visto la cabalgata, y he ido al cine después. La película me ha parecido rara, extraña, pero encantadora. Y al llegar a casa, he pillado el final de Amélie por la tele.

Lo de la cabalgata… eso, con el agua ha quedado muy deslavado. Pero mucha lluvia hace falta para quitar la ilusión a los niños, y no llovía tanto. En mi casa, por razones prácticas, somos de Papá Noel. Pero a mí siempre me han gustado más los (éstos, sólo éstos) Reyes. Habrá que pedirles algo, aunque sea un imposible que doy por perdido.

Antes, cuando mi sobrino se iba, feliz, a casa con sus padres, a meterse pronto en la cama, yo me moría de envidia, la verdad.

Seguiremos informando.

2 comentarios en “Hasta las alcachofas tienen corazón

Responder a labalaperdida Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.