La penúltima

Escuchando: Even though – the one before the last (Gigolo Aunts)

Se me ha quedado otra canción en la cabeza. La escucho una y otra vez. Es una de esas canciones Pringles, que cuando hacen pop, ya no hay stop

El título, además, me gusta. La penúltima, como las copas; como tantas otras cosas. Una canción perfecta para un 23 de diciembre. Por ejemplo.

Seguiremos informando.

Con forma de cama (ii)

Escuchando: Bedshaped (Keane)

Hacía tiempo que no me daba tan fuerte por una canción. No he parado de escuchar el disco de Keane desde que lo he conseguido, y en especial, no me canso de escuchar su último tema: Bedshaped.

Como vivo en mi burbuja musical, no sé si son especialmente conocidos, si salen en la radio, si el videoclip de esa canción lo pasan por la tele… ni idea, pero como me encanta ese video, y lo quiero compartir, no he parado hasta encontrarlo. Aquí lo tienen ustedes. Que lo disfruten…

But what do I know?
What do I know?
I know!

Jazz in Kase

Escuchando: Scarborough Fair (Chris Kase)

Día aprovechado el de hoy. Madrugando, para trabajar un poco y enseñar los progresos después, al cliente, cafetería y portátil (un Windows 98 emulado en un Mac, pa chulo yo). También me he hecho socio de otro videoclub, y le he pegao un repaso. No tenían la peli que estoy buscando (Pesadilla antes de Navidad, la quiero, tengo mono, me la voy a acabar comprando), pero me he alquilado dos pelis de las que me habían hablado muy bien (ésta y ésta otra).

Por la tarde, más trabajo, y arreglos en el weblog en los ratos libres (ahora comprueba que se pone algún nombre al dejar un comentario). Y después, de concierto. Hace un tiempo me iba a perder por un viaje el concierto del trompetista de jazz Chris Kase. Que no le conocía, pero confiaba en los organizadores, y seguro que iba a merecer la pena.

Al final no me perdí nada, el concierto se suspendió (me imagino que no en consideración a mi ausencia). Sorpresa, al final han conseguido reprogramar el concierto, ha sido hoy, y en lugar de los veintimuchos euros que valía la entrada, hoy ha sido gratis. Por la patilla. Aprovechaban el evento para entregar el premio del Certamen Música Joven, en el apartado de Jazz, y estaba subvencionado por el Gobierno de Cantabria, concejalías, conservatorio… Bravo.

El concierto, inmenso. Al contrario que en otros recitales anteriores, que se tendía más a la fusión, en este caso se trataba de jazz clásico, puro y duro. La versión del Scarborough Fair ha sido sólo una de las perlas de la noche. Una pena que la iluminación dejase mucho que desear (sólo las luces normales del auditorio, con dos músicos iluminados y otros dos en penumbra) y fotográficamente no hubiese mucho que hacer… (al menos sin levantarme del asiento, digo)

Y por cierto, el galardón ha ido a manos de Mario San Miguel, contrabajista al que ya he visto en varias ocasiones formando parte de Pasatta di Sotto. En su breve discurso, ha dedicado el premio, ha dado las gracias a sus compañeros y a todos los que han hecho posible el Certamen y el hecho de que el jazz se haya acercado al Conservatorio y viceversa… y ha terminado diciendo que eso está genial, pero que no todo es teoría y estudio, que hace falta practicar, hace falta tocar, y eso en esta ciudad está mal visto, a los músicos muchas veces se les trata como delincuentes. Necesitamos tocar.

He aplaudido con ganas, sí.

Seguiremos informando.

Sealed with a disc

Escuchando: Each coming night (Iron & Wine)

Discos y sobres. Muchos, últimamente. Hace poco me regalaron unos cuantos discos, en mano, pero en sobre como si hubiesen llegado por correo. No hace mucho (¿o sí?) envíe yo un disco metido en un sobre, con la única intención de ser this charming man, pero me temo que lo de dar mayor importancia al factor sorpresa que a poner remite, ha acabado con el sobre perdido en algún lugar del camino. O cogiendo polvo en la casa equivocada. O en la casa correcta. Es igual.

Espero que los discos que he echado hoy al correo llegen sin problemas a su destino, y que sean disfrutados, como una versón moderna de las recopilaciones de Rob Flemming, pero en la época del mp3.

Seguiremos informando.

Cómo desmantelar una bomba nuclear

Escuchando: One (U2)

Fechas, imágenes promocionales, títulos… empiezan a aparecer los primeros datos fiables del próximo disco de U2.

Su título será How to dimantle an atomic bomb, y saldrá a la venta el próximo 22 de Noviembre. El primer single llevará por título Vertigo, y se pondrá a la venta el 8 del mismo mes. Ese single saldrá a la venta en varios formatos y versiones, en cd y en dvd. Así, podrá incluir desde otra canción nueva (Are you gonna wait forever?) hasta remixes, grabaciones en directo y una versión de, ni más ni menos, Kraftwerk (Neon Lights)

La gente que ha escuchado el disco (no sabemos si esto incluirá la opinión del chorizo que presuntamente levantó una copia al descuido a The Edge) dice que no tiene ni gospel, ni experimentos electrónicos, ni rap, ni nada de eso… es un disco de rock guitarrero. Por supuesto, también suelta alguno la frase que siempre se dice ante el lanzamiento de cualquier nuevo disco: Es el mejor disco que han hecho nunca. Claro. Ya lo veremos.

Por otro lado, ayer han estado grabando el que será el videoclip de Vertigo, y lo han hecho aquí, en España, en el Delta del Ebro…

Sobre su próxima gira, aún no se sabe nada, salvo que la habrá. Y si desembarcan en España (o como mal menor, Londres, Roma o Frankfurt), sólo una desgracia podrá impedir que los vea en directo.

Seguiremos informando…

PD: Si alguien me ha escrito un correo en las últimas horas, que sepa que es muy posible que ande dando vueltas por algun limbo virtual. Llevo desde ayer por la tarde con problemas que espero se solucionen pronto (y que no se pierda nada). Como siempre, me pasan estas cosas cuando peor me viene…

Un diario en el que escribió algo de poesía

Escuchando: What the Hell is Love? (K’s Choice)

He was not as tall and rather fat
He had a labrador and a lumping cat
Born in a country with a broken heart
He had enough money and a credit card
Told bedtime stories to his Teddybear
Gave him lots of hugs and a dress to wear
He had a small apartment (what a lovely sight)
He watched MTV all night

Where the hell was friendship
He must have turned it off
And most of all he wondered what is love
What the hell is love

He enjoyed the silence more and more
As he heard the door slam right next door
He had a fancy Parker and a diary
In which he wrote some poetry
And as he went to bed at night
The cat’s eyes gave him ample light
To make him lie awake and see
The content of his misery

Where the hell was friendship
He must have turned it off
And most of all he wondered what is love
What the hell is love

Bandas, garajes y manzanas

Ya no me acordaba de ello, pero lo he encontrado hace un rato por casualidad, y tiene su historia…

Resulta que cuando estaba preparando la última versión de mi página (la actual), tenía intención de hacer una animación con música para la sección de about. Al final, lo pensé mejor y decidí que no tenía mucho sentido, porque iba a ocupar mucho, y la gente tampoco lo iba a hacer mucho caso…

Así que no llegué a hacer esa animación… pero si la música. Aunque quizás el término hacer no sea el más apropiado…

Cuando Apple lanza un programa reproductor de música, lanza el reproductor de música mas intuitivo del mundo. Cuando lanza un gestor de fotografías, lanza el gestor de fotografías más intuitivo del mundo…

Y cuando Apple lanza un programa para componer música, consigue el compositor más sencillo e intuitivo del mundo. GarageBand. Vamos, que hasta yo, que el único ritmo que tengo es el cardíaco, me he entretenido juguetando con él…

Y decía que esta canción no la he hecho yo, porque más que hacerla la he montado juntando unas cuantas piezas de Lego musical. Samples e intrumentos pregrabados, corto por aquí, pego por allá, meto esto por este otro lado, lo junto todo, agito, y… ahí queda el resultado…

Este programa, en manos de alguien con conocimientos musicales, y con un teclado (musical, se entiende) conectado al Apple, tiene que ser la caña…

Seguiremos informando…

Para que no se duerman mis bolsillos

Escuchando: Una tarde de sol (Manolo García)

Si en julio me dio por un nombre típico donde los haya, Robert Smith, en septiembre me toca hacer lo mismo pero en producto nacional. Hoy se ha puesto a la venta el nuevo disco de Don Manolo. Manolo García. Hoy se ha editado “Para que no se duerman mis sentidos”.

Me apetecía tenerlo. Me encantan sus dos discos anteriores, y creo que estoy del humor adecuado para sumergirme en su nueva colección de canciones, de frases sugerentes, de recuerdos propios y ajenos. Además, viene con un dvd con vídeos y paranoias suyas, así que no me ha costado mucho hoy dejarme caer por tiendas de discos a ver si me hacía con él…

Y así, esta tarde, mientras compraba piezas para recomponer ordenadores, hacía algunas fotos curiosas -que acabarán dentro de un rato en estas páginas-, y escuchaba el grandes éxitos de The Cure (elección de mi iPod, que pese a lo que digan algunos, NO tiene voluntad propia), me dediqué también a preguntar en tiendas de discos…

Hay una tienda nueva, en el centro, en ¿Kúo? ¿Cúo? ¿Quo? Bueno, ahi. Pero desde fuera no parecía que tuvieran el disco, además de que a las 5 y 20 de la tarde seguían sin abrir… (unido al cartel de la puerta, se busca dependiente, me hizo desistir de esperar…)

Me fui a la que otrora fue mi tienda de discos favorita, esa que tiene nombre de superhéroe. Curioso. La tía, con un corte de pelo bastante más agresivo de lo habitual y bailando cual posesa o poseída, tenía puesta la música (no lo reconocí, bastante rayante) tan alta, pero tan alta, tan tan alta, que apenas podía hablar con ella a pesar de tenerla a un palmo de mis rotundas narices. No hizo ningún amago de bajar el volumen (de la música, no de mi nariz), así que a duras penas me enteré de que el disco se les había acabado por la mañana, que volviese a preguntar mañana. Salí de allí con la sensación de haber hablado con alguien que estaba perdiendo el puntillo de la cordura.

Al final acabé pasando por Tipo, y estuvo bien porque tenían el disco, y a un precio razonable, pero mal porque me salió muy caro. Y es que no debí acercarme al estante de los dvds musicales. No debí haber posado los ojos en la zona de la D. pero claro, una vez que descubrí que tenían el doble DVD de Dream Theater, con la reedición remasterizada en sonido surround de sus directos, no lo iba a dejar allí. No. Claro que no.

Lo gracioso es que cuando salía de la tienda, relamiéndome pensando en la sesión musical que me iba a pegar viendo esos conciertos, me dije: Roberto, Alto. Recapacita. Vuelve a la realidad. NO TIENES DVD. O sea, sí lo tienes, pero está en poder de los incompetentes del servicio técnico de JVC, que llevan semana y media para hacerme el p#*@$ presupuesto. Hoy se han llevado la primera llamada, a ver qué pasa con ello. SIgo esperando.

Bueno, en el ordenador he visto que los directos de Dream Theater prometen. así que los dejaré para cuando los pueda disfrutar en condiciones. Y me dediqué al disco de Manolo García. En concreto, a coger el disco, meterlo en el ordenador, comprimirlo y pasarlo al iPod, que tenía que salir pitando a arreglar ordenadores. Y allí fui. Y allí arreglé. Y luego estuve enseñando a mi sobrino a jugar con mi Palm. Y luego estuve concretando planes para el fin de semana. Y luego me quise ir a casa. Y luego me volví a sentar al ver la que estaba cayendo. Y luego paró.

Y después llegué a casa, cené, y me puse a escrbir aquí mientras me sumergía en los versos, en la increíble riqueza musical del universo privado del Señor García. Por lo que llevo escuchado hasta ahora, ha sido una compra inmejorable…

Te busco entre la gente de las plazas.
Te busco en las calles de ciudades que ya no recuerdas.
Te busco en el perfume de mujeres que pasan, en los silencios que crecen cuando ellas no hablan,
Te guardo una tarde de sol por si la quieres. Ese es un tesoro que nadie podrá arrebatarte.
Te guardo una mirada risueña que nada pretende.
Te guardo en un bolsillo el calor de mi piel por si vinieses.

Seguiremos informando…